Un álbum recontra marciano

Sin comentarios Vade Retro - 04/05/2018 - 7:27 PM

et1.jpg

Hurgar en la historia puede darte sorpresas. Los coleccionistas lo sabemos. Si existen reglas en este universo de recuerdos, cachivaches y cacharros que resisten al tiempo, yo diría que son dos las más importantes: ser curioso y ser muy, pero muy paciente.

A mí la suerte me tocó hace una semana, hurgando en los foros de intercambio de figuras del álbum Panini. Entre cromos, repetidas, reventas y las casi inexistentes figuras especiales, me topé con una persona que vendía algunos álbumes y coleccionables del pasado. La emoción fue mayor cuando me mostró uno de los tesoros de la corona: un álbum intacto de E.T. El Extraterrestre.

Sí, un álbum del legendario filme de Steven Spielberg, que cuenta la historia de E.T, "un pequeño ser de otra galaxia distante de la Tierra, que por casualidad, mientras recogía muestras de plantas para llevarlas a su nave, es abandonado en nuestro planeta en donde empieza una fantástica aventura", según reza la introducción del coleccionable.

Además, señala que "la historia de E.T. es un maravilloso ejemplo de amistad que une a dos mundos diferentes", historia que "ponemos en las páginas de este precioso álbum". La editorial y distribuidora responsable del álbum era la no menos icónica Editorial Navarrete, que en estos días ha sido mencionada por la polémica del álbum 3Reyes del Mundial. El año de producción: 1983, un año posterior al estreno de la película.

Aquí fotos de la portada...

et2.jpg

et3.jpg

Y de su contraportada...

ete4.jpg

El coleccionable era un despliegue de cromos que mostraba paso a paso el desarrollo de la película. A simple vista, los detalles son bastante burdos, casi casi de producción artesanal, tomando en cuenta la época y los materiales usados en el mismo. El papel interior es bastante débil, y el couché solo se ve en la portada, a todo color. Nada distinto a los otros álbumes de la época.

Recuerda aquí un resumen del álbum Field que publicamos hace unos meses:

Aquí fotos del interior...

et5.jpg

ete6.jpg

ete7.jpg

Pero volvamos al álbum marciano. En total, este reunía 131 cromos a todo color. El 90% con imágenes de la película (y detrás su leyenda, explicando a detalle la imagen) y el resto con algunos pluses como figuritas mini posters, fotos promocionales del filme y un curioso cromo, quizás el más raro de la colección... Una figura donde se ve un E.T. con sonrisa y pose coquetona y ojos ¿rizados?, tomando en sus manos el álbum. Aquí la imagen:

ete8.jpg

No menos extraña es la figurita de E.T. junto a Michael Jackson:

ete9.jpg

Fuera de esos detalles, el álbum fue todo un boom en su época. Los chibolos peruanos de inicios de los 80 lo coleccionaban con ahínco y pundonor, aunque no siempre lo podían llenar. En épocas de crisis, la compra de figuritas no era la prioridad en muchos hogares. Por ello, los álbumes casi vacíos o a medias quedaban abandonados en un rincón de la casa, hasta que alguien se animaba a botarlas o simplemente se convertían en comida para polillas.

Por ello, el hallazgo de este álbum de E.T. en perfectas condiciones fue casi milagroso. Más milagroso aún fue cuando el vendedor me enseñó una bolsa llena de paquetones de ese álbum. ¡Sí, paquetones! Antiguamente, comprar paquetones era un lujo que se daban muy pocos. El llenado del álbum se hacía a lo macho: sobre por sobre.

Aquí una imagen del paquetón del álbum ET:

ete10.jpgete11.jpg

Fuera de esos detalles, el álbum fue todo un boom en su época. Los chibolos peruanos de inicios de los 80 lo coleccionaban con ahínco y pundonor, aunque no siempre lo podían llenar. En épocas de crisis, la compra de figuritas no era la prioridad en muchos hogares. Por ello, los álbumes casi vacíos o a medias quedaban abandonados en un rincón de la casa, hasta que alguien se animaba a botarlas o simplemente se convertían en comida para polillas.

Por ello, el hallazgo de este álbum de E.T. en perfectas condiciones fue casi milagroso. Más milagroso aún fue cuando el vendedor me enseñó una bolsa llena de paquetones de ese álbum. ¡Sí, paquetones! Antiguamente, comprar paquetones era un lujo que se daban muy pocos. El llenado del álbum se hacía a lo macho: sobre por sobre.

Aquí una imagen del paquetón del álbum ET:

ete12.jpg

-         Mucha memoria. En esas épocas no habían apps que ayudaran a monitorear a detalle las figuras faltantes. Los niños teníamos que memorizarnos cada cromo en nuestro poder. El motivo era simple: los colegios no permitían tener álbumes en el salón de clases. El que era ampayado con uno, era inmediatamente castigado y perdía irremediablemente el álbum, ya que era decomisado o destrozado en frente de la clase. Por ello, la memoria era la mejor tabla de control de la patota. Cualquier variación o diferencia en una figura, significaba que no la teníamos. Y ahí venía el clásico grito: "Nola". 

-         Como ya dijimos líneas antes, aquello de los paquetones era un lujo que se daban muy pocos. Antes el llenado se hacía sobre por sobre. Como resultado, uno juntaba bastantes figuras repetidas, que se debían aglomerar en paquetitos, hojas de cuadernos o con las infaltables ligas.  

-         Las "cambiatones" no existían. El único lugar para el intercambio de figuras era el colegio, y solo a la hora del recreo. Muchas veces, el cambiazo tenía que hacerse caleta, ya que los profesores y directores no permitían tener álbumes en el colegio. Todo era más o menos clandestino.

-         Si faltaba una o dos figuras, uno tenía que recurrir a la propia editorial Navarrete para rogar que te vendieran el cromo que te faltaba. Ahora, la cosa es más fácil. Los revendedores abundan y los foros de Facebook se han convertido en una inmensa red de intercambio de figuras. 

 

Y a ti, ¿qué recuerdos te trae este álbum? ¿Recuerdas cuál fue tu álbum favorito en los 80? ¿Lo pudiste llenar?

Te dejo un video para que veas a detalle cómo era este álbum por dentro...

ete13.jpg

Escribir un comentario