Llegó el lechero...

Sin comentarios Vade Retro - 08/06/2017 - 8:09 PM

1vader.jpgHermoso aviso de la marca Maranga, posiblemente de los años 60. Crédito: Arkiv.

La alarma de cada mañana tenía el sonido de una botella: cling-cling-cling. Y una voz detrás, anunciando parte del desayuno: "la leche, la leche". Era el lechero, un personaje que marcó la historia de millones de niños peruanos hasta muy entrados los años ochenta.

Ataviado con una camisa blanca y su imperdible canastilla metálica, el lechero de por mi casa llegaba casi siempre a la misma hora, 6 a.m., llevando el ansiado alimento a todas las casas. Las mamás se agolpaban a su alrededor, cargando las botellas vacías del día anterior.

 

Muchos en casa tomaban la leche hervida (recuerdo que había unas ollitas especiales para ese trabajo) y los más apurados, la tomaban fría como para terminar de despertar y salir al trabajo o el colegio.

Eran épocas en que la leche era 100% leche y no había necesidad de leer etiquetas ni nada por el estilo. La época de la nata rebosando en la taza y de la cancioncita "Tomo mi vaso de leche, todas las mañanas...", muy popular a mitad de los ochentas. Épocas en la que el recordado Tío Johnny nos enseñaba a amar y valorar este producto, como se puede apreciar en este video:

 

El "oro blanco", como se le llamaba en esos tiempos, era considerado el mejor alimento posible para el crecimiento de los pequeños. Sin leche, no había desayuno. Así de simple. De hecho, "ser lechero" se considera ser muy afortunado.

 2vader.jpg

 Ahora en medio de la polémica por Pura Vida y su producto que solo tiene un 60% de leche evaporada y no es "tan nutritiva" como la leche 100% de vaca (Grupo Gloria dixit),  se me vienen a la mente todos esos lindos recuerdos, cuando el lechero aparecía y entregaba su preciado tesoro: un litro reluciente de leche fresca o pasteurizada, lista para calentar o tomar directamente.

Había algunas marcas más populares que otras. Yo recuerdo cuatro en particular:

Maranga. Era la más popular en mi barrio de San Miguel, ya que provenía de la extinta hacienda Maranga, donde abundaban las granjas y los establos. Hoy en ese lugar yace una sede de la UPC y algunas urbanizaciones. Su logo tenía una vaquita verde (con todo el derecho) y se promocionaba como leche "pasteurizada, homogeneizada y vitaminizada". Venía en presentaciones de un litro y dos litros. Recuerdo las tapitas de las botellas, hechas con un papel tipo aluminio. Antes de eso, se usaban cartoncillos que envolvían el pico y aseguraban la integridad del producto. Hoy solo quedan recuerdo de esa hacienda. Una de las cosas que ha sobrevivido es su tienda de helados, La Vaca Jacinta. Eran helados cremosos y muy ricos. Ahora su local está a la espalda del Instituto Superior Araoz Pinto.  

Aquí un ejemplo de su botella y su logo:

3vader.jpg

Plusa. Tuvo su época de oro en los años setentas, en pleno gobierno militar. Era una de las marcas que comercializaba distintos derivados lácteos. Además de la leche fresca, había leche chocolatada, crema de leche, yogur (ellos lo escribían como "yoghurt") y hasta jugos naturales. Aunque no lo crean, en esas épocas también había mucha competencia entre las marcas por tener la leche más fresca, como lo demuestra este aviso de Plusa de 1971 (tomado de Arkiv), en el que se enorgullece de su origen fresco y sin "recombinar". También muestra su récord de ventas: 3 millones de botellas solo en Lima. Hoy esta marca todavía existe, aunque solo lo he visto como mantequilla y queso. Ojalá vuelvan las épocas de su reluciente botella de vidrio y su logo en rojo. 

4vader.jpg

5vader.jpg

 

Vigor. La marca del hombrecito cargando una pesa (ver foto) fue la primera en recomendar aquello de tomar tres vasos de leche al día. Siempre dirigida al público infantil, la leche se promocionaba como la campeona de la calidad y cantidad. Por ello su famosa frase decía: "Vigorízalos con Vigor".

6vader.jpg

7vader.jpg

A inicios de los ochentas, la marca dejó su presentación en botella y pasó a venderse en bolsa. Mira este comercial de la época, ya sin su tradicional logo:

En la actualidad, la marca tiene presentaciones en bolsa UHT y en tetra pack.

 

UPA. Una de las marcas más antiguas. Mi padre, que ya pasó los 70 años, recuerda haber tomado esta leche y juntar sus tapitas de cartón para jugar con los amigos del barrio (al estilo de los chipitaps). Hay muy pocas referencias sobre este producto. Algunos la recuerdan por su enorme logo azul, donde había una familia con papá, mamá y tres pequeños. Su logo era sencillo: "Ustedes los aman, UPA los protege". Se vendía como leche "homogeneizada y pasteurizada" y la producía la llamada Unión de Productores de Leche S.A.

Aquí un ejemplo del logo de esta leche:

 8vader.jpg

Si quieres un fondo musical para este post, te recomiendo esta ranchera mexicana de los años 60, que da nombre a la entrega.

Don Ramón la volvió popular en uno de los capítulos de El Chavo del Ocho, cuando trabaja precisamente como lechero:

9vader.jpg

Escribir un comentario