Oye, ¿vamos al "vicio"?

Sin comentarios Vade Retro - 28/11/2016 - 7:23 PM

will.jpg

Uno de los regalos más esperados en estas Navidades será, sin lugar a dudas, el Mini NES, la pequeña consola que Nintendo acaba de lanzar al mercado y que ha generado un furor mundial por lo que representa: la vuelta al ruedo de los clásicos juegos de Nintendo, aquellos que de niños, nos llevaron a mundos imaginarios, como en Castlevania o Metroid, o a convertirnos en pequeños superhéroes como en Mario Bros. y Megaman 2, o en poderosos guerreros como en Super C o Double Dragon II.

play2.jpg

La consola ha sido un boom de ventas, al punto que ya está agotada en todas partes, incluyendo el Perú. Nintendo ha prometido sacar antes de Navidad un nuevo stock del preciado juguete, que ha despertado la nostalgia de miles de treintañeros, gente que de niño o adolescente pasaba horas de horas "pegados" a un televisor de tubos de rayos catódicos,  disfrutando de aventuras en 8 bits.  

Aquí, una foto del Mini NES, que es una reproducción idéntica del clásico Nintendo, solo que en un tamaño bastante encogido:  

nes1.jpg

Y aquí, una comparación del Mini NES con la clásica consola...

nes3.jpg

A fines de los 80 y bien entrados los 90, el Nintendo Enterteinment System o simplemente NES, fue la madre de todos los vicios. Al ser la consola de videojuegos más avanzada de la época, todos los niños queríamos tener una. Con el Atari pasado de moda, el universo de 8 bits se convirtió en un salto cualitativo en cuanto a experiencia de juego, manejo de mandos, gráficos, sonidos y más.

En todo el mundo, Nintendo llegó a vender más de 60 millones de unidades de su famosa consola. Y se adquirieron más de 500 millones de cartuchos de videojuegos, superando a todo lo vendido por el Super Nintendo (que llegó unos años después), el Nintendo 64 y el Game Cube.

Aquí una foto del NES original en su versión de lujo, con todos sus accesorios:

 nes4.jpg

Este es el primer comercial de NES, lanzado en 1985:

Era tal la adicción del NES en la vida de los chiquillos, que el término usado para nombrar a tal entretenimiento tenía cotos negativos: "vicio". A pesar del prejuicio, esta expresión se convirtió en una palabra de moda.

El "vicio" fue una suerte de escape tecnológico para niños y adolescentes, agobiados en esa época por los apagones, la voraz crisis económica y el terrorismo. En los barrios, algunas familias, conocedoras de la pegada de los videojuegos, acondicionaban sus salas con sillas, mesas, televisores y consolas de NES para alquilárselas a los chicos que salían de clases o estaban aburrido en casa el fin de semana. Ir al "vicio" era carta corriente, como ir a la canchita de fútbol, pedalear con la BMX en el parque o "mataperrear" en la casa de un amigo.     

Quizás el mayor secreto del NES fue la gran cantidad de títulos de juegos disponibles, algo inconcebible en el mundo del Atari y de otras viejas consolas. La lista era interminable. Desde la saga Mario Bros. (quizás la más popular), hasta juegos de aventuras, deportes, estrategia, guerras, autos y rarezas que solo salían en ciertos países.  

Todo lo que estaba de moda llegaba al mundo de los videojuegos. Por ejemplo, las Tortugas Ninja...

 nes5.jpg

La lucha libre de la WWF o Wrestlemania...

nes6.jpg

nes7.jpg

El boxeador Mike Tyson... (que salía en el título Punch Out!!)

 nes8.jpg

La saga 'Volver al Futuro'...

 nes9.jpg

nes10.jpg

La película 'Tiburón' de Spielberg:

nes11.jpg

Y hasta 'Star Wars' y 'Robocop'...

nes12.jpg

nes13.jpg

El hábito se puso más de moda a partir de 1993 con la llegada del Super Nintendo (Super NES), la consola de 16 bits que llegó para aguarle la fiesta al Sega Genesis, que ya empezaba a sonar fuerte. Pese a ello, el NES siguió teniendo vigencia, sobre todo en las clases medias y bajas.

Era tan alto el costo de las consolas originales, que muchos niños solo podían acceder a ellas con el alquiler (en los "vicios" de barrio) o adquiriendo consolas piratas, provenientes de Japón o Corea. La más famosa fue el Max Play, una suerte de "famiclon" (término usado para nombrar a las copias del Famicom o Nintendo japonés) que venía en diversas formas y colores, con los mandos ya acoplados a través de cables y con una entrada para cartuchos más pequeña que la del NES original.

Este es un Max Play que conseguí hace unos años, con su caja original atrás... ahora son muy difíciles de encontrar:

 nes14.jpg

nes15.jpg

Así iban los cartuchos, insertados por arriba como las viejas cintas musicales para equipos de autos o minicomponentes...

 nes16.jpg

Otras consolas "bambas" de la época fueron el Video Game, el Dendy o el Computer Video Game, este último con un diseño casi igual al Nintendo (y con más de 50 juegos incluidos).

 nes17.jpg

nes18.jpgnes19.jpg

Los cartuchos que se usaban en el Max Play y en general en la mayoría de "famiclones", eran mucho más pequeños que los del NES, casi del tamaño de una billetera (como se ven en la foto de abajo).

En realidad, estos cartuchos eran de la primera versión del Nintendo japonés, llamado Famicon (que fue poco conocido en estos lares). Para la compañía japonesa resultó un buen negocio el arribo de estos clones, ya que así pudo vender miles de sus casetes en stock (o de sus juegos menos populares en Japón). 

Aun así, la industria de los clones del NES demandaba de juegos para seguir vigente, por lo que hubo una fabricación en masa de casetes y cartuchos, lamentablemente de muy baja calidad, pues se malograban o colgaban, o sus gráficos no eran los mismos que en los originales.

nes20.jpg

nes21.jpg

Aquí, la consola del original Famicom de Nintendo, lanzado en 1984: 

 nes22.jpg

En la actualidad, hallar estos equipos en buen estado es una tarea titánica. Se necesita un trabajo de arqueólogo por tiendas de antigüedades, zonas cachineras y con algo de suerte en páginas como Mercado Libre. Lo que sí abundan son los cartuchos o casetes, originales o copias, de diversos precios. Lo mismo sucede con el Nintendo original, que en la Internet pueda costar entre 150 y 200 soles, con todos sus cables de ley.

Ya si eso no funciona, se puede recurrir al Mini NES, aunque por ahora, mientras Nintendo no ponga más unidades en las tiendas, solo nos queda hurgar en los recuerdos.

 nes23.jpg

Escribir un comentario