Los relojes Transformer volvieron...

2 comentarios Vade Retro - 24/10/2016 - 8:55 PM

a1.jpg

Esta historia empieza con el siguiente meme:

 a2.jpg

La imagen quizás no signifique mucho para los jóvenes de hoy. Sin embargo, a los treintañeros de vieja guardia nos resulta imposible no mirarla con nostalgia y una sonrisa en los labios.  

Los relojes Transformers "transformaron" la vida de muchos niños en la época del champú Ammen, las radios Technics y los jeans Bengala. Eran lo más "chévere, pajita, pulenta" que un colegial podía llevar en la muñeca. Por ello, todos querían uno. Los más suertudos, adquirían dos o tres de distinto color, claro. Con ello, armaban su ejército de androides para librar feroces batallas durante el recreo.

a3.jpg

Pero, a ¿qué se debía tanta popularidad? Todo empieza con los dibujos Los Transformers, que marcaron una época en la TV peruana (los emitía Panamericana). La infame guerra entre los Autobots y los Decepticons era carta corriente en conversaciones y juegos de colegio. Todos queríamos ser Optimus Prime o Bumblebee, aunque en el fondo envidiábamos en secreto a Megatron y a su mano derecha, Soundwave.

La fama de los robots que se transformaban en autos, aviones o dinosaurios fue tal que todas las marcas de gosolinas querían tenerlos en sus productos. Hubo películas, merchandising de todo tipo y hasta álbumes de figuritas.

 a4.jpgPor eso, cuando a mitad de los ochentas aparecieron los relojes Transformers, fueron toda una revolución. Tener un reloj de esos te ponía en una categoría superior al resto, pese a que se trataba de un producto de muy mala calidad (se rompía muy fácilmente). No importaba si tenías un reloj Casio con pinball o un Seiko con calculadora incluida. Si no tenías un reloj que se transformaba, no eras nadie. 

a5.jpg

Por fuera, el reloj Transformers aparentaba ser un reloj común y corriente. Sin embargo, cuando se pulsaban los resortes laterales, el robot saltaba a tus manos y empezaba la diversión. Con el cuerpo fuera de la correa, el proceso de transformación era sencillo. Primero se desplegaban las piernas, luego los brazos y las manos y al final la cabeza. El robot podía pararse, doblar sus piernas y extender sus manos activando un pequeño mecanismo arriba de cada brazo.

a6.jpg

Había una versión que se transformaba en un jet F16, al estilo de los personajes Thundercracker o Starscream. En este caso, el mecanismo era más complejo pues se extendían las alas, la cola y hasta tenía unas pequeñas rueditas. Si uno le ponía el efecto de sonido con la boca, se podían armar batallas aéreas y terrestres alucinantes.  

a7.jpg

El reloj Transformers tenía dos botones (a la altura del pecho del robot). Con uno se podía ver la fecha en la delicada pantalla y el otro era el clásico botón de Set, que si uno apretaba más de la cuenta podía malograr el reloj o desconfigurar todo.

a8.jpg

El producto no tenía una marca registrada en sí. En la caja solo decía: "Game Watch" o "Quarz Watch". Lo único que se sabía es que se fabricaba en China y se promocionaba como un reloj de "high performance". Además, su bajo costo lo volvió muy popular entre los niños de la época. Se vendía en bazares, bodegas y en las afueras de algunos colegios.

Aquí, un reloj Transformers con su caja original, tal como se vendía en las tiendas. La foto es de todocoleccion.net.

a9.jpg

Si no tuviste un reloj Transformers en los ochentas, no te deprimas. Aún se pueden conseguir algunos sobrevivientes en Mercado Libre o en algunas tiendas de antigüedades del Centro de Lima. Eso sí, es muy raro conseguirlos nuevos, ya que como dije antes, este producto era muy débil y de muy mala calidad. A la primera caída o golpe, se malograba.

Pero como toda cosa que marcó época, el reloj Transformers se ha reinventado. Este ya tiene una versión siglo XXI, que si bien no arrastra el mismo feeling que con el reloj original, por lo menos sí es un producto más fuerte y es ideal para pasar un buen rato de diversión.

Este es el nuevo reloj, más colorido y con una correa más maniobrable (no tan dura como la versión ochentera).

a10.jpga11.jpg

Su cara es muy parecida a la primera generación de Optimus Prime, mientras que la versión antigua tenía como rostro solo un cuadrado negro con un círculo en relieve. Lo único malo de la nueva versión es que no tiene piernas flexibles y solo viene en un diseño. Se puede adquirir en Mercado Libre o en el Facebook en la página de USB Memoria OK II.

Mira este video para conocer de cerca cómo eran los viejos relojes Transformers...

<iframe width="630" height="354" src="https://www.youtube.com/embed/4k4P2owxAWY?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

2 comentarios

deseo comprarlo donde lo puedo esncontrar ai dejo mi correo flash_2_3@hotmail.es

Donde se los cómo es y que precio tiene gracias

Escribir un comentario