¿Es un beeper, un USB? No. Es el Echo Key

Sin comentarios Vade Retro - 03/10/2016 - 7:10 PM

echo1.jpg

El recuerdo más remoto que tengo de un llavero se lo debo a un silbido. Tenía nueve años cuando vi por primera vez al Echo Key, un alucinante llavero que parecía salido del espacio exterior. Sus colores chillones y su aspecto como de un beeper, lo hacían más atractivo aún. Lo conocí en la casa de un amigo del barrio, cuyo padre había comprado uno para localizar las llaves de la casa y del auto. 

Mi amigo vino con la primicia: "Silba", me dijo. Al dar la primera chiflada, nada. Pero a la segunda, la respuesta en el aire me dejó alucinado: "bip-bip-bip-biiiiipppp...". Era el Echo Key resonando por toda la habitación. 


Como verán, en los años ochenta era muy fácil sorprenderse con esas cosas. La gente de mi generación (los de 30 años para arriba) sabe muy bien a lo que me refiero. Nacimos y crecimos en el umbral de casi todo: de la máquina de escribir a las computadoras, del longplay al cassete (y luego al CD), del Atari al Nintendo, de las cartas al correo electrónico o del rollo fotográfico a las cámaras digitales... Cada cosa nueva era una sorpresa permanente. Una fascinación por lo desconocido...

Pero volvamos al Echo Key. Esta belleza plástica, made in China, representó para la época una suerte de artilugio moderno, sofisticado y muy utilitario que lamentablemente no caló mucho en el público. Quizás porque en esos tiempos, olvidarse de las cosas no era tan común como lo es ahora. O tal vez porque no se le conoció publicidad alguna (por lo menos no tengo ese recuerdo). Uno lo podía encontrar en algunos bazares o en tiendas de curiosidades y regalos.

Lo que sí memoricé muy bien eran las frases que venían en su cajita, a modo de presentación del producto: "Echo Key, el amigo que te ayudará a encontrar la llave" o "Una vez que tengas un Echo Key, jamás lo perderás...". Había unas inscripciones que especificaban el nivel de frecuencia que uno debía emitir con el silbido para que el llavero respondiera, pero esos ya son detalles imposibles de guardar en la memoria. Aquí el Echo Key con su caja original:

echo2.jpg

Este es mi Echo Key, uno de los tesoros más preciados de mi colección de llaveros.

echo3.jpg

Lo encontré tirado en medio de un manojo de llaveros de una tienda de antigüedades en el Jr. Camaná, en el Centro de Lima. El vendedor me pidió tres soles por él. Grata fue mi sorpresa cuando descubrí que aún funcionaba. Gracias a uno de esos relojeros callejeros que aún hay en el Centro, le pude conseguir las pilas adecuadas. El resto fue sencillo: silbar.

Aquí, un video de cómo funciona el Echo Key...

Escribir un comentario