¡Perú campeón!

Sin comentarios Historia de la Redonda - 28/10/2015 - 10:11 AM

perú campeón.jpg(Foto: Revista Ovación)

Este 28 de octubre se cumplen 40 años de que Perú campeonó en la Copa América, por lo que en este post recordaremos algunas anécdotas de esta gesta de nuestra selección.

Nadie se lo esperaba, había llegado al entrenamiento peruano como un hincha más. Una noche antes del partido triunfal que le daría el campeonato a la selección nacional, la blanquirroja entrenaba y había arribado de sorpresa una de sus mayores estrellas. Venía de terno y, a pesar de que Marcos Calderón no lo tenía en sus planes para la final, el entrenador le dijo: "Ya Cholo cámbiate, vamos a entrenar".

Hugo Sotil, en noviembre del 1975, era estrella del Barcelona. Había sido campeón junto a Johan Cruyff, el mejor futbolista de la historia holandesa, con el Barza en la temporada 1973-1974, después de 14 años. En esa temporada, 'El Cholo' fue parte importante de uno de los clásicos españoles más recordados de la historia para el hincha culé. Barcelona venció por 5 a 0 en el estadio Santiago Bernabéu al Real Madrid y el peruano marcó el quinto gol de cabeza, a pesar de su 1.69 de estatura.

En ese noviembre de 1975, 'El Cholo' se había escapado de la concentración de Barcelona para llegar a Caracas a jugar en la final de la Copa América; ya que Rinus Michels, su entrenador en el equipo culé, no lo quería prestar para la selección. Terminado el partido del fin de semana en la liga española, le pidió a su esposa que le saqué un pasaje a Madrid para ir a Caracas. Ella era la única que lo sabía. Llegó al aeropuerto de Caracas y ningún dirigente lo esperaba. El héroe de la final tuvo que averiguar dónde entrenaba la selección para poder jugar el partido.

En Buenos Aires, un día después de la final de la Copa, Independiente jugaba el clásico de Avellaneda frente a Racing, por lo que el 'Rey de Copas' tampoco quería prestar a sus futbolistas peruanos a la selección. Percy Rojas y Eliazar Soria eran estrellas del Independiente y ese año habían conseguido la Copa Libertadores con el equipo argentino. 'El Trucha' Rojas había marcado el primer gol en la final que Independiente ganó por 3 a 1 a Unión Española. Después de reuniones entre dirigentes del club argentino y la selección, llegaron a un acuerdo y viajaron para jugar solo medio tiempo.

En los grupos, Perú se enfrentó a Chile y Bolivia y clasificó en el primer lugar con siete puntos. Venció por 1 a 0 en la Paz y 3 a 1 a Bolivia, además consiguió un empate a uno en Santiago con Chile y en Lima ganó por 3 a 1 a los mapochinos. En la siguiente fase, le tocó con la temida selección brasileña que venía de ser campeón mundial en México 1970. Perú consiguió un resultado histórico venciendo por 3 a 1 a Brasil en Belho Horizonte con goles de 'Cachito' Ramírez y Cubillas tras un magistral tiro libre. En Lima, Brasil se cobró la revancha y ganaría por 2 a 0. El pase a la final se definió por un sorteo que le dio la clasificación a Perú.

La final se jugaría en partidos de ida y vuelta. En el 'Campín' de Bogotá, Colombia ganó por 1 a 0 y en Lima Perú venció por 2 a 0 con autogol de Segovia y tanto de Ramírez, por lo que el 28 de octubre se jugaría un tercer partido para definir al campeón en campo neutral. Se decidió por Caracas y, con gol de Sotil, Perú pudo gritar campeón de América después de 36 largos años.

En esa época, además de Rojas, Soria y Sotil, Cubillas brillaba en el Porto,  Chumpitaz jugaba en el Atlas de Guadalajara y Barbadillo era goleador en Tigres; pero nadie se creía estrella. Tanto Cubillas como Rojas y Soria coinciden que el triunfo se dio gracias a todos y a la mano del técnico Marcos Calderón, quien logró generar la confianza y motivar al equipo al triunfo.

El héroe de la noche, junto a Rojas y Soria, no pudo celebrar mucho. Sotil tuvo que regresar rápidamente a Barcelona. A pesar de haber desobedecido al entrenador del equipo culé, fue felicitado por los dirigentes del Barza. Soria y Rojas salieron para Buenos Aires para jugar el clásico de Avellaneda. Cuenta la anécdota que en el estadio de Independiente apagaron las luces para que los peruanos llegaron a tiempo. Pese al cansancio, Percy Rojas marcó el gol del triunfo, el cual él considera el mejor gol de su carrera. El peruano se convirtió en la estrella del clásico.

Escribir un comentario