Psicología, recompensas y Destiny

Sin comentarios El Dato Gamer - 25/02/2016 - 2:41 PM

81980.jpg

Las personas que me conocen saben que me encanta jugar Destiny: The Taken King. Si bien desde su lanzamiento Destiny tuvo muchas críticas, pienso (al igual que los millones de jugadores en línea actualmente) que la expansión mejoró mucho el meta-juego. Ya terminé el "modo historia" (¡JA!) y me encuentro buscando incesantemente armas y armaduras legendarias y exóticas.

Al igual que Diablo y Borderlands, Destiny es un videojuego basado en loot: el meta-juego consta en ir mejorando constantemente nuestro equipamiento, el cual es obtenido de manera aleatoria cuando matamos enemigos y jefes. Cuando eliminamos un enemigo, existen diferentes probabilidades de obtener Engrams, elementos que contienen una pieza de armamento que debemos entregar al Cryptarch para que lo identifique, muy al estilo de Deckard Cain en Diablo.

Este sistema tiene un elemento que hace que esta actividad se vuelva adictiva y extremadamente motivante para los jugadores que pueden pasar horas en una actividad repetitiva. Y es el mismo elemento que hace que personas pasen horas en un casino jugando por una recompensa que "saben que pronto llegará". ¿Los sistemas de recompensa afectan nuestra motivación?

LA CIENCIA DETRÁS: Psicología de la motivación y sistemas de recompensa.

Cuando jugamos Destiny, Diablo o en una máquina de casino, estamos realizando una actividad repetitiva y hasta monótona. A los humanos no nos gusta aburrirnos (como revisamos hace meses), sin embargo si esta actividad representa una recompensa, estaremos contentos de realizarla.

Pero qué fácil y monótono sería que cada vez que juguemos o matemos un enemigo se nos brinde una recompensa, ¿verdad? Para mantener activa la motivación, estos juegos presentan recompensas de manera aleatoria: tal vez nos den un premio en este juego o en el siguiente. Uno nunca sabe. Motivación "mode ON".

Vayamos un poco más allá. ¿Qué pasaría si esta recompensa es demorada? Pues la motivación y el "enganche" se incrementa mucho más. Por eso eso es que en Destiny y Diablo, las mejores recompensas tienen que ser reclamadas en la Torre o donde Deckard Cain. No sabemos qué contiene nuestra bien ganada recompensa y no lo sabremos hasta que vayamos a identificarla cuando acabe la misión en unos quince minutos.

engram

Lo curioso es que más allá de que estas situaciones sean simples juegos, las recompensas variables y "demoradas" incrementan nuestra felicidad y satisfacción en la vida real.

En 2007, los investigadores Jaime Kurtz, Timothy Wilson, and Daniel Gilbert realizaron un estudio donde los participantes realizaban tareas repetitivas y se les daba una recompensa variable (un chocolate delicioso o una taza con un diseño bonito). Sin embargo, a la mitad de los participantes se le decía el premio que recibirían antes de realizar la actividad y a la otra mitad se le decía que se le daría un premio aleatorio al terminar dicha actividad.

aumento

Los resultados: las personas del segundo grupo reportaron niveles más altos de felicidad y satisfacción durante y después del experimento.

PALABRAS FINALES: La vida es un juego.

¿Este experimento les suena familiar? Es exactamente el sistema de loot o de recompensas de Destiny y Diablo: vamos a hacer un quest con la premisa de que obtendremos un ítem legendario pero cuando finalmente lo obtenemos no sabemos qué es exactamente y tenemos que terminar la misión para ir al hub y que nos digan qué es exactamente.

Sucede lo mismo en la vida cuando jugamos en el casino, nos aprueban un aumento de sueldo y hasta cuando alguien nos regala un obsequio envuelto. Es más... es exactamente como funcionan las propinas. Los posibles resultados y la espera para descubrirlos nos motivan, nos alegran y nos mantienen felices. Al menos por un tiempo limitado.

¡Guardianes, los veo en órbita!

REFERENCIAS:

Baron, R. & Byrne, D. (2005). Psicología social. Pearson Educación.

Madigan, J. (2014). The Psychology of Destiny's loot system.

Escribir un comentario