Tres malos hábitos de los gamers nocturnos

Sin comentarios El Dato Gamer - 06/06/2015 - 3:04 PM

Man-sitting-on-a-couch-playing-video-games-in-a-dark-room-Shutterstock-800x430.jpg

Atrás quedaron aquellos años maravillosos cuando regresábamos a casa a eso de las tres de la tarde, luego del colegio, de frente a conectarnos frente al televisor para jugar videojuegos. Con la adultez llegaron las responsabilidades: el trabajo, los estudios, los proyectos, la pareja, la banda de música, los hijos y el hogar, los cuales absorben aquellas preciadas horas del día que nos gustaría dedicar a nuestro hobby favorito.

Es así que para muchos de nosotros, las altas horas de la noche y la madrugada se convierten en el mejor horario para poder jugar sin distracciones. ¡Y funciona! Sin embargo, no solo se trata de luchar contra el sueño, sino que muchos también tomamos café o energizantes para mantenernos atentos y, además, son algunas horas más estando sentados, lo cual perjudica la salud si es que tenemos un trabajo de oficina que demanda horas sentados frente a una laptop.

¿Cuáles son los peligros de amanecernos jugando de manera frecuente? ¿Cómo podemos cambiar estos hábitos?

LA CIENCIA DETRÁS: Privación del sueño, uso de cafeína y estar sentados mucho tiempo.

1. Dormir bien es vivir bien

¿Sabían que un humano promedio duerme 24 años a lo largo de su vida? Dormir es importante para poder funcionar de manera adecuada durante el día y, si bien la ciencia aún no determina los procesos exactos involucrados en el sueño, sabemos que es un proceso vital relacionado con la memoria y el aprendizaje.

Estudios clínicos han explorado las cantidades saludables de sueño y se estima que necesitamos entre 7 y 8 horas de sueño diario. Existen algunas consecuencias de dormir mal:

Menos de 6 horas: disminuye nuestra actividad cognitiva, incrementa las probabilidades de sufrir infartos, diabetes y obesidad.

Más de 8 horas: incrementa el riesgo cardíaco, obesidad y diabetes.

¿Qué pasa con las personas que operan mejor en la noche? Todo bien, sin embargo, nuestra sociedad funciona en un horario de 9 a 6, lo cual hace que se reduzcan las horas de sueño significativamente. En este caso depende mucho de nuestros hábitos durante el día: si una persona nocturna posee un negocio propio que empieza 11am, entonces podrá obtener sus valiosas y necesarias 7-8 horas de sueño más fácilmente.

2. La cafeína es nuestra gasolina

Para combatir el sueño, la salvación es un poderoso café o una bebida energizante. En dosis adecuadas, consumir café puede traer beneficios sorprendentes para la salud, pero abusar de él puede ser ligeramente perjudicial. Pero, ¿cómo funciona la cafeína?

Cuando nos sentimos cansados y se nos cierran los ojos de sueño es porque a lo largo del día se genera un químico llamado adenosina, la cual se une con receptores en el cerebro. Más adenosina significa más sueño. Curiosamente, la cafeína tiene una estructura molecular muy similar a la adenosina, así que cuando nos tomamos un rico café, la cafeína le roba sitio a la adenosina, por ello nos mantiene despiertos.

Cuando tomamos demasiado café, el cerebro, al no recibir horas de sueño, crea más receptores de adenosina, los cuales son ocupados por más cafeína, iniciándose un círculo vicioso. El problema llega cuando dejamos de tomar café y el cerebro sufre de abstinencia, mostrando un desempeño pobre en tareas cognitivas como la atención, memoria a corto plazo y andamos de pésimo ánimo.

3. El mal hábito de vivir sentados

Si tenemos un trabajo de oficina frente a una laptop, estamos en serios problemas. Estudios han demostrado que estar sentados por más de 6 horas al día causa daños irreversibles a nuestro organismo:

  • Las venas y arterias se encogen hasta un 50%
  • Los músculos se atrofian significativamente
  • La capacidad de la insulina para procesar azúcares cae un 40%
  • La cantidad de colesterol LDL se incrementa, haciéndonos subir de peso rápidamente

Lo peor de todo es que estudios han demostrado que así vayamos al gimnasio al final del día, los daños causados por estar sentados tantas horas no son reversibles, al igual que los daños causados por fumar cigarrillos.

Para nosotros los gamers adultos que bordeamos los 10 años de estar sentados más de 6 horas diarias en la universidad, el trabajo y jugando es aún peor: las estadísticas indican que los riesgos de tener un infarto crecen 64% y a partir de los 10 años de vivir sentados perderemos 7 años de vida sana, es decir, 7 años de nuestra vida sin sufrir una enfermedad que nos postre en cama por más de una semana.

PALABRAS FINALES: Mejoremos nuestra calidad de vida.

Lamentablemente, algunos de nosotros conocemos las noticias de hace pocos años, donde un par de gamers fallecieron por jugar intensamente. Si hemos leído con detenimiento este artículo sabremos que la causa de sus muertes no fue jugar videojuegos, sino llevar al extremo estos tres malos hábitos en sus vidas.

Si bien la noche y la madrugada son precisas para poder jugar bien, debemos equilibrar nuestros hábitos para disfrutar de nuestros videojuegos sin atentar contra nuestra salud de manera significativa.

Si nos amanecemos una vez cada quince días, nuestro cuerpo se recupera rápidamente. Debemos moderar el consumo de cafeína para evitar el síndrome de abstinencia y, más importante aún, debemos tomar descansos cada hora, parándonos, estirándonos y haciendo yoga (con Wii Fit Trainer).

Mejorando nuestros hábitos seremos gamers más saludables y podremos disfrutar nuestro hobby por más tiempo.

REFERENCIAS:

AsapSCIENCE - Are you sitting too much?

AsapSCIENCE - Your brain on coffee

AsapSCIENCE - How much sleep do you actually need?

Escribir un comentario