Así viene la Champions (II)

Sin comentarios De Copa en Copa - 07/09/2015 - 10:33 AM

BARZA AFP.jpg(Foto: AFP)

En esta segunda entrega, analizaremos cómo están parados los equipos que integran los grupos D y E de la Champions League.

Campeones de campeones y un invitado alemán

El Grupo D, al que muchos ya han llamado el "de la muerte", lo lidera el equipo subcampeón de la última Champions League, la Juventus de Turín, lo que, a priori, podría significar que hablamos de un fijo en segunda ronda. Sin embargo, tras la salida de Pirlo rumbo a la MLS, la de Vidal hacia el Bayern y el retorno de Tévez a Boca, poco ha hecho la vecchia signora para compensar sus ausencias y, por lo visto en las primeras jornadas de la liga italiana, le está pesando mucho. A pesar de las nuevas contrataciones, estamos hablando de tres jugadores irrepetibles, lo que hace pensar que la Juve no será el mismo equipo guerrero de la temporada pasada. Quizás su técnico, Massimiliano Allegri piense que la llegada de jugadores como Khedira (lesionado, por ahora), Hernanes, Cuadrado, Mandžukić o Dybala, sumadas a la permanencia de Pogba, podrían darle equilibrio al equipo. Sin embargo, habrá quien le haga sentir miedo: el Manchester City. Y lo hará desde el primer partido, que los enfrenta este 15 de setiembre. A diferencia del cuadro italiano, los Citizens sí lograron mantener a las piezas más importantes de su plantilla -como Agüero, Yaya Touré o Kompany- y le han sumado la potencia, velocidad y polivalencia de Otamendi, Sterling y De Bruyne.  Aunque ya pasaron por algunos fiascos en años anteriores, y en el torneo pasado cayeron ante un Barcelona intratable, este año el City la tiene clara: su plantilla amerita, por lo menos, llegar a cuartos o semis de Champions. Sin embargo, otro hueso duro de roer será el actual campeón de la Europa League, Sevilla. Un equipo que se ha reforzado con un ex Juventus: Fernando Llorente, y al que han llegado otros importantes jugadores, como Ciro Immobile, Michael Krohn-Dehli, Adil Rami o Yevhen Konoplyanka, y que espera ocupar un lugar protagónico en la liga española, detrás, claro está, de monstruos como el Barcelona o el Madrid. Su técnico, Unai Emery, espera que esas llegadas compensen la ausencia de piezas importantes en el título europeo, como Carlos Bacca, el excapitán Fernando Navarro, Aleix Vidal o el camerunés Stéphane M'Bia. La competencia entre estos tres equipos será brava, pero el cuarto integrante del grupo no será un convidado de piedra. Será el Borussia Mönchengladbach, un equipo que tuvo en su plantilla, hasta hace unos años, a jugadores como Marco Reus, Dante o Marc-André Ter Stegen. A pesar de haber dejado atrás sus años gloriosos, como aquellos de la década del 70, cuando fue dos veces campeón de la Copa de la UEFA (hoy Europa league) y subcampeón de la Champions, como buen representante del fútbol alemán, no será un equipo fácil. Entre sus figuras más destacadas están el volante suizo de origen albanés Granit Xhaka, el español Álvaro Domínguez (ex Atlético de Madrid), el norteamericano de origen alemán Fabián Johnson, y el volante belga Thorgan Hazard, hermano de Eden, estrella del Chelsea de Mourinho.

 

¿Repetirá el Barza?

Aparte de la batalla que puedan dar la Roma y el Bayer Leverkusen, el Grupo E aparece cómodo para el Barza, con el Bate Borisov como cuarto equipo.  Armado más con la experiencia de la pasada campaña que por la incorporación de nuevos jugadores, el equipo de Luis Enrique quiere lograr la hazaña de dos "orejonas" seguidas y tiene con qué. Si Messi, Neymar y Suárez jugaran por separado en distintos equipos, serían garantía de gol. Jugando juntos son una explosión monumental. A pesar de los adioses de Pedro y Xavi y las todavía no sentidas llegadas de Arda Turan y Aleix Vidal -a causa del castigo FIFA, que recién les permitirá jugar en enero-, el Barza cuenta también con solidez en su portería -gracias a Ter Stegen en Champions y a Bravo en liga-, una defensa que ha recuperado la mejor versión (la del Arsenal, obviamente) de Thomas Vermaelen, y un mediocampo donde Andrés Iniesta promete ser más protagonista que nunca. O que siempre. Luis Enrique dirigió a la Roma antes de estar en el Celta y comenzar su aventura como técnico culé. Esto lo recuerda muy bien el ídolo romano Francesco Totti, pues en muchos partidos fue relegado a la suplencia y tuvo no pocos problemas con el español. Dirigidos por el francés Rudi García desde el 2013, los romanos tuvieron una gran temporada, y quedaron segundos en el calcio, tras la Juve.  Recientemente vendieron al Milan, por 20 millones de euros, al mediocampista Andrea Bertolacci; Kevin Strootman, importante jugador holandés, se operará la rodilla por tercera vez en 18 meses y el futuro del veterano Ashley Cole es incierto, pero mantiene la columna vertebral que los clasificó a esta Champions. A pesar de que la titularidad en el arco es hasta ahora propiedad del experimentado Morgan De Sanctis, el polaco Wojciech Szczesny, recién llegado del Arsenal, tiene grandes posibilidades de heredar pronto el puesto.  Cuenta con la seguridad del joven francés Lucas Digne y de  los griegos Manolas y Torosidis  en defensa, y la siempre importante contribución de Daniele De Rossi, Seydou Keita y Miralem Pjanić en la volante, además de contar con un envidiable "overbooking" en el ataque, con nombres como Totti, Edin Džeko, Mohamed Salah, Iago Falqué, Juan Manuel Iturbe o Gervinho.

Un equipo que, sin duda, peleará punto a punto con la Roma por la clasificación a Octavos, será el Bayer Leverkusen, nueva casa del Chicharito Hernández. Pero el mexicano no está solo en esa lucha. Los alemanes cuentan  con la joven estrella turca Hakan Çalhanoğlu, el talentoso Lars Bender -fuera de Brasil 2014 a causa de una lesión de último momento-, el potente delantero Stefan Kießling, y el chileno Charles Aránguiz, quien se recupera aun de una operación en el tendón de Aquiles.  Finalmente aparecen el campeón bielorruso BATE Borisov, en cuyas filas solo podemos reconocer a Alexander Hleb, ex Arsenal y Barcelona, que ha vuelto al club que lo vio nacer como futbolista y que tiene cifradas en él sus esperanzas. Pero hay un nombre más al que debemos prestarle atención: Alexei Manuelevich Ríos, rebautizado por la prensa nacional como Alexei Ríos, es un joven nacido en Bielorrusia, pero de ascendencia peruana. Tiene 27 años y es considerado uno de los jugadores más interesantes del equipo. Ojalá tenga oportunidad de destacar en esta Champions, y se gane así el llamado de Gareca para la selección. Si suma, será bienvenido.

Escribir un comentario