Archivos Noviembre 2016

Murallas

Sin comentarios Con ojos de allá - 19/11/2016 - 12:29 PM

Muralla

Si, al final, Donald Trump construye ese muro, estará haciendo exactamente lo mismo -a escala nacional-- que quien decide no parecerse a los europeos buenistas y procura que diez mil voltios le aseguren un sueño tranquilo.

Seguir leyendo >>

VelArtis

Sin comentarios Con ojos de allá - 10/11/2016 - 10:22 AM

1seve.jpg

Esta es la columna que hace el número 100 de las publicadas en este blog de Publimetro.

Quién hubiera dicho, hace algo más de dos años, que todavía seguiríamos acudiendo a este encuentro en el que, a veces, además de contar las cosas que se me ocurren, recibo comentarios de los lectores que me incitan a escribir una siguiente columna que enmiende una imprecisión o, por el contrario, refuerce alguna idea ya expresada.

Seguir leyendo >>

No me pueden engañar

Sin comentarios Con ojos de allá - 05/11/2016 - 12:17 PM

globa05_11_2016.jpg

Yo no debería entender de política, o sea, como la mayoría de los ciudadanos; pero sé leer y, a veces, las cuentas me salen. Si repaso la situación económica de que impera en el Mundo, me doy cuenta de varias cosas, a saber:

¿Dónde se ha producido un mayor despegue económico que ha decuplicado las cifras y ha hecho aumentar la renta per cápita de una forma evidente? --para el que no lo sepa, la RPC es el indicador de la parte proporcional que nos toca a cada uno del total de las ganancias del Estado--Veamos...

Corea del Sur, Singapur, India, China, Taiwán, Rusia...

¿Y qué tiene de relevante la Historia inmediata de estos países que nos indique a qué se debe?

Pues, precisamente, que han sabido colar la cabeza en los mercados mundiales, se han metido la Globalización debajo del brazo y, de aquí a nada, nos estarán dando sopas con honda al resto del planeta -incluidos los árabes petro-ricachones.

Por el contrario, ¿dónde campa a sus anchas el atraso, la miseria y el desorden?

En la mayor parte de África.

Es decir, donde la Globalización no llega, ni va a llegar, porque las inversiones del capital para el desarrollo huyen de escenarios de ese tipo.

Nos queda ver, también, dónde se registra una recesión flagrante en calidad de vida, en competitividad y en riqueza:

Venezuela, Bolivia y, por supuesto, la pertinaz Cuba.

Es decir que, aquéllos que han optado por el populismo, no se han enterado que las añejas ideas del Comunismo se desvirtuaron solas y, en su empeño de huir de la Globalización y presentarla como el peor de los males del mundo, han llevando a sus respectivos pueblos por la rápida vereda que se dirige a la miseria.

Y es mentira, una flagrante mentira, que haya aumentado la pobreza mundial, como quieren hacernos creer. Cómo sé leer, y a veces me miro los informes de macroeconomía, veo que, en 1970, el 44% de la población mundial vivía con menos de 2 dólares al día, cuando a fecha de 2010, ese número había descendido al 16%.

La miseria y el atraso de África, por fin, no se debe en absoluto a la Globalización, sino todo lo contrario, es la falta de globalización africana lo que les está dejando en la cuneta sin apenas indicio de que la cosa vaya a mejorar, sino todo lo contrario.

Desde que China se decidió a romper su aislamiento y subirse al carro, su PIB se ha multiplicado por diez, y el crecimiento de su economía es superior al 10%. La India va por el mismo camino y, a la vuelta de una década más, nos vamos a enterar de lo que vale un peine.

La India y la China son los que más han apostado por la Globalización. África, aparcada y con el freno echado, ha creado la situación perfecta para que la Globalización se marche con viento fresco.

¿Qué detrás de esta varada de África hay intereses claros de esos países en desarrollo fulgurante? Pues claro que sí, nadie lo niega; la diferencia está en ser un impositor del imperialismo global a ver cómo es otro el que viene a llevárselo calentito de tu propia tierra.

Es la diferencia, la gran diferencia entre matar y que te maten, esa ley suprema que rige en este Mundo desde que tenemos idea.

¿Qué seguro que sería bueno que fuera diferente? Pues sí, pero, ¿quién sabe si esa otra posibilidad de mundo hubiera sido infinitamente peor en otros sentidos?

Lo importante para el ciudadano es saber que, si vives en un sistema en crecimiento económico, tu existencia es mejor; por el contrario, si te acomodas en uno en el que el rendimiento económico tiende a la baja, disfrutarás de menos ventajas, menos comodidades y menos oportunidades.

Es así de sencillo.

Y, ya puestos a elegir, habría que hacerlo entre usar una hoja de periódico -como ocurre en Venezuela--, o papel higiénico cuando vas al baño. Yo, qué quieren que les diga, prefiero el papel, doble capa y tacto de seda.

Así que ahora no me vengan los iluminados a decirme que la Globalización es mala, que los mercados son el mal del Mundo y que lo que hay que hacer es parecerse a Evo Morales o a Nicolás Maduro.

No soporto que traten de engañarme; pero llevo mucho peor que traten de engañar a quienes, por el motivo que sea, ignoran los datos y las cifras que están al alcance de cualquiera.