Novedades en Netflix: Wheelman/La Niñera

Sin comentarios Cinéfilo de Martes - 24/10/2017 - 1:49 PM

netfli.jpg

A veces a uno no le dan las fuerzas ni el ánimo para hacer la travesía al multicine más cercano y ponerse al día en la cartelera. Para momentos como estos, existe el Netflix, que este mes ha lanzado dos cintas de género - terror y acción - que nada tienen que envidiarle a la pantalla grande.

Wheelman de Jeremy Rush

 Wheelman.jpg

Es una figura típica del cine de criminales: el conductor. El que se encuentra tras el volante, listo para pisar el acelerador y emprender la huida ni bien sus compinches terminen el atraco. El cine nos ha dado varias de estas figuras; ahí están Ryan Gosling en Drive, o más recientemente, Ansel Elgort en Baby Driver.

Wheelman nos trae a otro de estos tipos rudos: un anónimo conductor (Frank Grillo) que debe descubrir la conspiración detrás de un robo fallido a lo largo de una noche, con su familia en riesgo. Hasta ahí, se trata de otra cinta de hampones más, pero el director Rush logra diferenciarla del resto al filmar todas las acciones dentro del auto o desde la perspectiva del mismo. Se trata de otro thriller que usa los espacios cerrados y la claustrofobia a su favor para ponernos en una carrera contra el tiempo, una manera novedosa de presentar las balaceras y persecuciones de rigor. Lejos de ser un obstáculo, Rush le saca el máximo provecho a su única y móvil locación, en un filme que bien pudo haber sido filmado en tiempo real.

Es también un buen rol para Frank Grillo, actor que de un tiempo a esta parte se especializa en papeles de rudo maduro, curtido por la experiencia. Grillo, con su cara de pocos amigos y tensión contenida, parece estar en su casa en este submundo de criminales y aquí muestra el tipo de actitud que todo buen héroe de acción necesita.

 

 

La Niñera de McG

 La Niñera.jpg

Bee (Samara Weaving) es la chica de los sueños del pequeño Cole (Judah Lewis); es también su niñera, la única que lo comprende en su condición de víctima constante de bullying. Pero cuando el niño se va a la cama y llegan a la casa una colección de estereotipos de secundaria sacados de El Club de los Cinco de John Hughes (el deportista, el matón, la chica popular, la rara), las cosas se pondrán mucho más siniestras; Bee es, literalmente, la niñera del infierno.

Hecha a la mayor gloria de un slasher ochentero, La Niñera es una comedia de horror que recuerda aquellas épocas (algunos dirán más sencillas) donde un grupo de núbiles adolescentes era despachado por el psicópata de turno. Con sangre y vísceras a cantidades, eran películas que no se preocupaban por ser políticamente correctas y esta captura a la perfección ese espíritu anárquico donde todo vale con tal de entretener, incluso el bienestar físico de sus púberes protagonistas.

Esta película tiene así el nervio que hace falta en el género hoy en día, con la mayoría de cintas de este corte sanitizadas para un público adolescente. Salvo excepciones, el cine de terror actual ha perdido mucho de su brío y este filme es un refrescante y sencillo recuerdo de lo entretenidas que pueden ser este tipo de cosas cuando todos los que están en frente y detrás de cámaras se están divirtiendo.

Es también una reivindicación del muchas veces odiado McG, director que, tras hacerse conocido en el mundo de los videoclips, dio el salto al cine con una seguidilla de cintas mediocres que tenían bastante estilo y no mucho más (ahí está la versión fílmica de Los Ángeles de Charlie o la vapuleada cuarta entrega de Terminator como triste prueba); La Niñera le da un segundo aire a su trayectoria. Es modesta en sus intenciones, pero esa es justamente la gracia de esta hilarante cinta gore, de esas que ya no suelen verse mucho.

 

Wheelman y La Niñera están disponibles en Netflix.

Escribir un comentario