It (Eso): temores de infancia

Sin comentarios Cinéfilo de Martes - 12/09/2017 - 2:22 PM

1it1.jpg

El elemento más importante de una película de terror (de cualquier película, en realidad) son sus personajes; el tener protagonistas bien desarrollados y que generan simpatía hace que sea fácil seguirlos en sus aventuras, apoyarlos y sentir tensión cuando se encuentran en peligro. Bajo este criterio, It es todo un éxito, y la importancia que le da a sus jóvenes personajes hace que sea mucho más que otro típico filme lleno de golpes de efecto y sonido atronador que te hacen saltar en el asiento.

Basada en la mastodóntica novela de largo aliento del llamado "Maestro del Terror", Stephen King - antes adaptada como una miniserie de cuatro horas en 1990 - esta es la historia de siete chiquillos desadaptados que se llaman a sí mismos Los Perdedores, unidos para hacerle frente a una presencia demoníaca en su pequeño pueblo de Derry, Maine, que reaparece cada 30 años a alimentarse de los temores de los más pequeños, casi siempre bajo la identidad de un grotesco payaso llamado Pennywise.

No es la primera vez que el cine echa mano de lo naturalmente perturbadores que pueden ser los hombres de la cara pintada y nariz roja; aun así, Pennywise es apenas un elemento secundario en una historia donde prima la madurez y el crecimiento de siete niños, cada uno en solitario a su propia manera, sólo buscando pertenecer y encontrarse a sí mismos. Es la típica etapa de infancia donde todos estamos confundidos, con nuestra identidad a medio formar y viviendo ciertas experiencias por primera vez (las primeras amistades, el despertar sexual, etc.); lo que en inglés se conoce como una película coming-of-age, un tema que por lo demás se repite bastante en la obra de King - Cuenta Conmigo, filmada por Rob Reiner en 1986, tocaba un tema similar, pero sin el demonio comeniños de por medio.

2it2.jpg

Los elementos terroríficos están presentes y el argentino Andrés Muschietti los dirige con buenas dosis de tensión, pero lo cierto es que este tipo de sustos ya han sido vistos antes; la verdadera fortaleza de este film está en su honestidad y buen corazón para capturar la infancia, echando mano de la nostalgia ochentera de la misma manera que lo hace una serie como Stranger Things; se asemeja más a un filme de aventuras, una especie de Los Goonies más oscura (y con una buena cuota de gore) y se puede sentir mucho la influencia de Steven Spielberg, un director que cuya filmografía se basa casi enteramente en la nostalgia y la fantasía.

It es perturbadora por momentos, pero el terror es lo de menos; sus protagonistas resultan tan simpáticos e identificables que incluso el sólo verlos conversar y bromear por dos horas hubiese funcionado de maravilla. Para los fans de King, no es sólo una buena adaptación, sino un filme que captura su estilo y su particular universo literario a la perfección; está película es muy, pero muy King. Mucho más que una típica película de sustos, es un ejemplo de una cinta de género bien hecha.

 3it3.jpg

It se encuentra en cartelera.

Escribir un comentario