El Valiente: La Lucha de Newton Knight

Sin comentarios Cinéfilo de Martes - 21/03/2017 - 3:41 PM

valiente1.jpg

Entre 1861 y 1865, la Guerra Civil Americana dividió a un país, enfrentando a los ejércitos del Norte y del Sur, la Unión y los Confederados. Tras el conflicto, se abolió la esclavitud en los estados sureños y la nación empezó su reconstrucción en pos de una mayor unidad nacional; ambos objetivos se consolidarían definitivamente sólo tras muchos años. Como en cualquier conflicto, existen historias desconocidas que merecen salir a la luz; una de ellas es la de Newton Knight, que es contada por el director Gary Ross en El Valiente, un interesante cruce entre drama y lección de historia.

Knight (un desgarbado Matthew McConaughey, continuando su buena racha de papeles dramáticos tras abandonar por siempre las comedias románticas) fue un soldado Confederado que, desilusionado de pelear por una causa que no era la suya y cansado de los atropellos de los ejércitos del sur en contra de sus propios habitantes y los esclavos, desertó del combate. Tras reunir a varios seguidores, Knight se enfrentó al ejército Confederado y al final declaró su condado natal de Jones - junto a otros aledaños - como un estado independiente donde nadie era abusado por la autoridad y todos tenían los mismos derechos como seres humanos, sin importar el color de piel.

Knight es un personaje de contrastes; se trata, en efecto, de un pionero en la lucha por la igualdad de derechos que tanta importancia cobraría en años siguientes, pero ha sido prácticamente olvidado por los libros de historia; y al mismo tiempo, sus intenciones, aunque nobles, se llevaban a cabo con métodos brutales, tratándose a la larga de un grupo guerrillero. Y una vez terminada la guerra, ya no hubo lugar para él; Newton se puso en una posición donde técnicamente no existía, ya que el Sur no lo quería y el Norte nunca reconoció a su estado independiente; además, el que tuviese una relación con una esclava liberada y viviese con ella y su primera esposa no era visto con buenos ojos por ambos bandos.

valiente2.jpg

La película incluye además escenas ambientadas en 1950, donde un descendiente de Knight se encuentra en la corte defendiendo su matrimonio, considerado ilegal ya que este es posiblemente descendiente de afroamericanos y las leyes anti-mestizaje impuestas en Mississippi en la época no permitían ese tipo de relaciones. Si bien estas escenas son superfluas y daban para una película entera, ilustran a la perfección el mensaje de la película: que 85 años después del término de la Guerra Civil, la discriminación y la esclavitud continuaban bajo otro nombre. Resulta algo triste darse cuenta que al final, los esfuerzos de Newton Knight no sirvieron de mucho y tuvieron que pasar dos siglos para que la lucha por la igualdad de derechos al fin lograse un cambio monumental.

Ross cuenta todo esto con didactismo y corrección, pero lo cierto es que una historia tan compleja como esta hace que se sienta poco desarrollada, aún con más de dos horas de duración; toma varios atajos narrativos y temporales, dando la impresión de desorden. Este es un relato que se hubiese contado mejor en el formato de una miniserie, dándole tiempo de desarrollar todo lo que quiere decir acerca de la historia norteamericana y las tensiones raciales que siempre han simbolizado al país.

valiente3.jpg

El Valiente cuenta una interesante historia y una que merecía llevarse a la pantalla; a pesar de sus fallas, al menos es motivación suficiente para querer coger un libro y aprender un poco más sobre uno de los capítulos olvidados de la Guerra Civil y sus consecuencias que se sienten aún 200 años más tarde.

 

El Valiente se encuentra actualmente en cartelera.

Escribir un comentario