Star Trek - Más Alla: El Viaje a las Estrellas Continúa

Sin comentarios Cinéfilo de Martes - 13/09/2016 - 10:31 AM

STB1.jpg

Desde su aparición en 1966, en una modesta serie que alcanzó a durar tres temporadas, Star Trek (o Viaje a las Estrellas), se convirtió en un fenómeno de masas, toda una subcultura de ciencia ficción que es superada en popularidad sólo por Star Wars; de ahí la eterna rivalidad entre los fans de la saga de George Lucas y los llamados trekkies. 

Las aventuras de Kirk, Spock y compañía (y más adelante Picard, Data y otros) han sido llevadas al cine numerosas veces; Más Allá es la 13ra película de la serie y la tercera luego de que J.J. Abrams la relanzara en 2009, reemplazando al reparto de adultos mayores de la serie original con caras jóvenes en una cinta de acción más cercana a lo que debería ser un blockbuster moderno; un gran cambio luego de historias más pausadas que dependían de conceptos científicos, protagonizadas por personajes que no eran precisamente héroes de acción.

STB2.jpg

A diferencia de sus antecesoras, Más Allá se siente como un episodio extendido de una serie de televisión realizado con un mayor presupuesto y con una mayor cuota de humor. En plena misión de cinco años, la nave Enterprise se topa con un alienígena que busca eliminarlos para hacerse de una poderosa y misteriosa arma, cuyo funcionamiento nunca es aclarado del todo. La tripulación es separada en un planeta remoto y logran hacerle frente al villano de turno, salvando al mundo al ritmo de los Beastie Boys - otra manera de decir "tranquilos, aquí no hay peligro, no morirá nadie y si nosotros no nos tomamos esto tan en serio, ustedes tampoco deberían" - y todo termina en un final feliz, sin mayores consecuencias. En una época donde cada blockbuster siente la necesidad de construir universos masivos que serán explotados en futuras secuelas, un film de menor escala como este, que funciona por sí solo sin tener que ser parte de un extenso plan maestro, es casi un alivio.

El gran acierto es separar a los tripulantes en parejas, una idea que no termina de cuajar pero que abre nuevas dinámicas dentro del grupo principal; la mejor dupla es la del fatalista y sarcástico Dr. McCoy con el Vulcano Spock, un amante de la lógica que no entiende el sarcasmo y es en realidad una especie de Sheldon Cooper extraterrestre. Las posibilidades de interacción entre todos estos personajes son varias.

STB3.jpg

Al ser de escala más reducida, Más Allá no resulta especialmente memorable; lo más probable es que a uno se le borre de la cabeza luego de un par de horas. Pero resulta ser un buen entretenimiento para pasar el rato, y todo gracias a un reparto que a estas alturas ya está bastante cómodo en sus roles; es de esperar que todos regresen para aventuras futuras, salvo el joven Anton Yelchin (el ruso Chekov en la ficción), lamentablemente fallecido este año.

Aventuras futuras habrá; al igual que James Bond, Star Trek es la serie fílmica que nunca va a terminar. Más Allá continúa en la misma línea modernizada de sus dos antecesoras y para los fanáticos, resultará más que cumplidora.

 

Star Trek: Más Allá se encuentra actualmente en cartelera.

 

Escribir un comentario