Directo al Corazón: Al Pacino, siempre vigente

Sin comentarios Cinéfilo de Martes - 28/04/2015 - 10:15 AM

DirectoCorazón1.jpgAl Pacino es un actor que, a estas alturas de su carrera, ya no tiene que demostrarle nada a nadie. Papeles icónicos como Michael Corleone en la saga de El Padrino o el desesperado ladrón de bancos Sonny Wortzik en Tarde de Perros le han dado un merecido lugar en el panteón de los mejores intérpretes de la historia del cine.

Sin embargo, en los últimos años las apariciones del actor han sido esporádicas y últimamente lo hemos visto por lo general en papeles menores. Tuvo el que fue probablemente su momento más bajo en Jack y Jill,  donde apareció enamorando a un Adam Sandler disfrazado de mujer y rapeando en un comercial de Dunkin' Donuts, pidiendo en pantalla que nadie lo vea. Pacino ha brillado en televisión, en telefilmes como Phil Spector o You Don't Know Jack, pero en el cine parecía contento con solo explotar la imagen que se labró; la del tipo irascible que grita a voz en cuello e intimida a todos, distintivo que empezaba a rayar en la autoparodia.

DirectoCorazón2.jpgPor ello, una película como Directo al Corazón resulta una grata sorpresa. Este debut en la dirección del guionista Dan Fogelman nos trae a un Pacino re-energizado demostrando, por si se nos había olvidado, su gran capacidad actoral. Es prueba de que cuando se lo propone, aún es capaz de entregarnos papeles memorables.

Pacino interpreta a Danny Collins, otrora estrella de rock setentera que ahora se contenta con tocar las mismas canciones para un público cada vez más senil. Inmerso en la rutina, Danny recibe una carta que le escribió John Lennon hace 40 años, donde el mítico líder de los Beatles lo animaba a seguir su propio camino en su carrera artística. Esto hace que Danny reevalúe su vida, encerrándose en un hotel a componer música, mientras intenta acercarse a su único hijo, al que no conoce.

Muchos artistas han pasado por la misma situación que Danny: son inmortalizados por un solo tema y a pesar de tener gran talento y querer mostrarlo, solo se les pide repetir el mismo éxito una y otra vez. Pero es también un reflejo de la carrera del actor, quien por años ha sido encasillado en papeles que explotaban solamente su lado más histriónico, el del gritón. Así como Collins busca renovar su creatividad, Pacino ha cambiado de registro buscando lo mismo. Resulta un placer verlo en el papel de Danny: relajado, de buen humor y con un gran carisma que hace de este rockero caído en desgracia un tipo simpático a pesar de no ser precisamente una persona modelo.

DirectoCorazón3.jpgDirecto al Corazón es además una anomalía en un Hollywood cada vez más dominado por películas dirigidas a un público juvenil, la gran mayoría basadas en superhéroes o novelas fantásticas: un film para adultos. Es un alivio que Pacino no sea emparejado con una mujer más joven, como se podría esperar, sino con una madura y luminosa Annette Bening, quien encarna a la administradora de hotel y con la que Danny tiene una innegable química.

Por ello, vale la pena buscar esta pequeña joya. Es una historia sencilla, entretenida y una oportunidad de ver a un tremendo actor como Al Pacino en un papel que le calza como anillo al dedo. Una prueba de que, a sus 75 años, este intérprete aún tiene buenas actuaciones para rato.

Directo al Corazón se encuentra actualmente en nuestra cartelera.

Escribir un comentario