Qué es la diabetes gestacional

Sin comentarios Buen bocado - 07/11/2019 - 7:27 PM

diabgetsa222.jpg

La diabetes gestacional, como su nombre lo indica, es dicha enfermedad que se presenta por primera vez durante el embarazo.

La insulina es la hormona encargada de llevar la glucosa (que actúa como principal combustible en nuestro organismo) proveniente de los alimentos a las células. Sin embargo, las hormonas del embarazo muchas veces hacen que el cuerpo genere resistencia a la acción de la insulina.

Cuando esto ocurre, la insulina no es capaz de llevar la glucosa a las células de la madre y el bebé, por lo que se acumula en la sangre. Si el azúcar elevada en la sangre no es controlada, puede generar diversas complicaciones, como un exceso de peso en el bebé al nacer, lo que puede originar problemas de parto, y la necesidad de una cesárea. Otra complicación es la pre eclampsia (presión arterial elevada en la gestante), que si no es controlada, puede generar daños graves en la salud de la madre y el bebé.

Por lo tanto, es necesario realizar una evaluación para descartar diabetes durante el embarazo, la cual generalmente se realiza entre las semanas 24 a 28 de gestación.

Existen ciertos factores de riesgo para sufrir de diabetes gestacional, como: tener sobrepeso, tener familiares directos con diabetes, haber tenido diabetes gestacional en el pasado, o un bebé que haya pesado más de 4 kg al nacer.

La buena noticia es que si una mujer padece de diabetes gestacional, las complicaciones se pueden prevenir mientras la glucosa en la sangre esté bien controlada.

Para ello es necesario modificar la dieta. Entre las recomendaciones generales se sugiere evitar alimentos y bebidas azucaradas, comer alimentos ricos en fibra (cereales integrales, frutas y verduras, frutos secos, semillas), evitar el exceso de grasas saturadas, y comer comidas pequeñas con frecuencia. Sin embargo, siempre es recomendable acudir al nutricionista, pues hay que considerar que durante el embarazo hay que tener especial cuidado con la alimentación, puesto que la salud y el correcto desarrollo del bebé dependen mucho de la misma.

Asimismo, es recomendable controlar con frecuencia el azúcar en la sangre, como lo indique el médico. En ciertos casos, es necesario el uso de insulina, por lo que hay que seguir las instrucciones médicas para su utilización correcta.

El ejercicio también resulta una herramienta importante en el manejo de esta enfermedad. Se recomienda hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física (moderada a intensa), siempre que el médico no la haya contraindicado.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional se resuelve luego del parto. Sin embargo, es necesario que se continúen los controles médicos, así como la alimentación saludable y el ejercicio, para prevenir la aparición de diabetes tipo 2 en un futuro, por la existencia de factores de riesgo.

Escribir un comentario