Dieta contra la gota

Sin comentarios Buen bocado - 05/09/2019 - 3:29 PM

Foto-Pixabay_EDIIMA20190710_0763_4.jpg

La gota es un tipo de artritis que se caracteriza por episodios repentinos de dolor severo en las articulaciones, acompañado de hinchazón y enrojecimiento, que generalmente ocurre en el dedo gordo del pie, lo que a veces dificulta el movimiento.

Para entender cómo ocurre la gota hay que saber que la purina es una sustancia que se produce en el cuerpo, y que también se encuentra en ciertos alimentos. Por su parte, el ácido úrico, que es un sub-producto de la purina, se elimina a través de la orina. Sin embargo, cuando el ácido úrico no es eliminado de manera adecuada, se forman cristales que se acumulan en las articulaciones, produciendo los ataques de gota. Esto puede ocurrir porque el cuerpo produce mucho ácido úrico, o los riñones no están trabajando de manera adecuada, y la sustancia no es excretada en su totalidad.

Para tratar esta patología, se recomienda seguir una dieta baja en purina. Es aconsejable evitar: carnes rojas, vísceras (hígado, riñón, mollejas), mariscos y ciertos pescados (sardinas, atún), y bebidas alcohólicas (especialmente la cerveza). Asimismo, se deben evitar los alimentos azucarados y las bebidas endulzadas, pues su consumo aumenta el riesgo de sufrir ataques de gota.

Los alimentos que sí se pueden consumir mientras uno sufre de gota son: frutas en general (las cerezas suelen ser beneficiosas para reducir los niveles de ácido úrico), vegetales, leguminosas, nueces, productos lácteos descremados, huevos, café o té. Los alimentos que deben ser consumidos con moderación son carnes como pollo, cerdo y pescado (el salmón tiene un menor contenido de purinas que otros pescados).

Los factores de riesgo para padecer gota son: sobrepeso y obesidad, condiciones médicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares y renales y síndrome metabólico, ciertos medicamentos, historia familiar de gota, cirugía reciente, alimentación alta en purina, entre otros.

La gota no tiene cura, sin embargo es posible controlar los episodios de inflamación. Para ello se recomienda mantener un peso saludable, y seguir una dieta baja en purina. También hay ciertos medicamentos que pueden reducir los síntomas. Aquellos que sufren de esta condición deben ser guiados por un médico y un nutricionista.

Escribir un comentario