¿En qué consiste la "dieta de eliminación"?

Sin comentarios Buen bocado - 22/08/2019 - 9:05 PM

salad-2580975_960_720.jpg

Malestares digestivos, diarrea, dolores de cabeza o erupciones cutáneas son solo algunos de los síntomas que presentan las personas que sufren alergias, intolerancias o sensibilidad a ciertos alimentos.

Los alergistas y las nutricionistas utilizamos las "dietas de eliminación" como herramienta para identificar qué alimento le está causando síntomas al paciente.

La mencionada dieta consiste en eliminar el o los alimentos que se sospecha que el organismo no tolera. Luego, se re-introducen en la alimentación para identificar el cuál de ellos causa sensibilidad.

La primera fase de la dieta es la de "eliminación", en la que se suspende la ingesta de alimentos que podrían generar síntomas, entre ellos los más comunes son: maíz, nueces, soya, lácteos, cítricos, cerdo, huevos, mariscos, trigo y sus derivados. Sin embargo, no siempre es necesario eliminar todos los alimentos de la lista, pues depende de cada caso en particular. Generalmente esta fase dura de 2 a 3 semanas. En este periodo es posible notar si los síntomas desaparecen o disminuyen. Si persisten con la misma intensidad, hay que acudir al médico, pues es posible que se trate de otro problema de salud.

La segunda fase es la de "re-introducción", en la que gradualmente se vuelven a incluir los alimentos que fueron eliminados. Cada alimento debe ser re-introducido por 2 a 3 días, poniendo especial atención en la aparición de síntomas (rashes o erupciones cutáneas, dolor articular, dolor de cabeza, fatiga, hinchazón, cólicos, diarrea, entre otros). De esta forma es posible identificar qué alimento es el que produce sensibilidad, y así evitar su consumo.

La dieta de eliminación, incluyendo las dos fases mencionadas, dura entre 5 y 6 semanas.

Si bien se considera un método efectivo para determinar intolerancias o sensibilidades a alimentos, siempre se recomienda ser guiado y supervisado por un nutricionista, pues eliminar muchos alimentos, o hacerlo por un periodo prolongado puede causar deficiencias nutricionales. Hay que tener especial cuidado en el caso de los niños, pues su crecimiento se puede ver afectado al seguir este tipo de dietas.

Además, es importante mencionar que aquellas personas que ya tienen una alergia o intolerancia diagnosticada, no deben intentar esta dieta, a menos que sea bajo la supervisión de un profesional, pues podría causar una reacción alérgica muy grave (anafilaxia).

Escribir un comentario