Alimentación contra la acidez estomacal

Sin comentarios Buen bocado - 07/03/2019 - 4:14 PM

acidez.jpg

La acidez estomacal ocurre cuando el contenido ácido del estómago se regresa hacia el esófago, el tubo que conecta la garganta con el estómago. Esta condición también se conoce como reflujo gastro esofágico.

El reflujo gastro esofágico suele ocurrir cuando una válvula muscular (esfínter) que conecta al esófago con el estómago, no se cierra adecuadamente y permite que los ácidos se regresen. Los síntomas generalmente incluyen ardor en el estómago y a la altura del pecho, eructos, hipo, tos, irritación en la garganta, e incluso vómitos

Los factores de riesgo para desarrollar esta condición son: obesidad, embarazo, tabaquismo, consumo de alcohol, hernia hiatal, y el consumo de algunos medicamentos.

Asimismo, ciertos alimentos pueden empeorar la condición o producir síntomas en aquellos que sufren de reflujo. Algunos ejemplos son: tomate, cítricos, ajo y cebolla, chocolate, café o productos con cafeína, alcohol, menta y alimentos picantes.

De igual manera, las comidas con un alto contenido de grasa, y ciertos medicamentos pueden ocasionar o empeorar la acidez estomacal.

Cada persona reacciona distinto a los alimentos mencionados. Por lo tanto, para aquellos que sufren de esta condición, se les sugiere identificar la aparición de síntomas luego de ingerir alimentos específicos, para reconocer cuáles son los que desencadenan acidez, y así evitar su consumo.

Es recomendable también comer en porciones pequeñas y evitar los snacks en la noche. Además, se sugiere no recostarse de 2 a 3 horas después de ingerir alimentos para evitar que los contenidos gástricos regresen a través del esófago. Lo mismo se aplica para realizar actividad física. Se recomienda esperar al menos 2 horas luego de comer para poder hacer ejercicio. También es importante beber una adecuada cantidad de agua, pero distribuida en pequeñas tomas a lo largo del día.

Además, es indispensable controlar el peso, pues el exceso de grasa en el abdomen ejerce presión sobre el estómago, lo que predispone a sufrir de acidez estomacal.

El estrés también puede ser desencadenante de los síntomas. Por lo tanto es recomendable controlarlo haciendo ejercicios físicos y de meditación. Por último, existen diversos medicamentos que actúan como antiácidos y que ayudan a aliviar los síntomas.

Lo importante siempre es consultar con un profesional de salud para poder identificar las causas de la acidez, pues de no tratarlas a tiempo, podrían desencadenar consecuencias sobre la salud.

 

 

Escribir un comentario