¿Por qué no logro bajar de peso?

Sin comentarios Buen bocado - 29/11/2018 - 11:04 AM

ob3e4s5idad.jpg

Para muchos la respuesta a esta pregunta es sencilla: "porque como en exceso y no hago ejercicios". Sin embargo, existen personas que, a pesar de seguir un estricto régimen de alimentación y una vigorosa rutina de ejercicios, no consiguen bajar de peso. Generalmente, en estos casos, el origen del problema se centra en una causa médica. Hay ciertos trastornos que impiden que uno baje de peso por más de seguir una dieta y realizar actividad física. A continuación algunos ejemplos:

Hipotiroidismo: se presenta con síntomas como frio, fatiga, disminución de la frecuencia cardíaca, aumento de peso sin razón, debilidad muscular, caída de cabello, depresión, estreñimiento, piel seca, entre otros. La falta de producción de la hormona tiroidea hace que se enlentezcan diversas funciones vitales, que se disminuya el metabolismo y que exista un aumento en la retención de líquidos, lo cual se traduce en exceso de peso. El hipotiroidismo se diagnostica con una prueba de sangre que mide los niveles de las hormonas tiroideas. El tratamiento consiste en administrar pastillas de dicha hormona, recetada por un endocrinólogo. La buena noticia es que luego de seguir el tratamiento, la función tiroidea regresa a la normalidad. Esto quiere decir que los síntomas disminuyen o desaparecen, y que si la persona desea perder peso, la dieta y los ejercicios sí van a ser efectivos.

Síndrome de ovario poli quístico: es un trastorno que ocurre por un desbalance hormonal y puede presentarse en mujeres de cualquier edad. Se caracteriza por periodos irregulares, caída de cabello, dificultad para perder peso y aumento de la grasa corporal (sobre todo en el área abdominal), acné, exceso de vellosidades, entre otros. Generalmente se diagnostica por un examen físico, pruebas de sangre y ecografía. Usualmente el tratamiento consiste en medicamentos que nivelan los valores hormonales alterados.

Resistencia a la insulina: esta última es la hormona encargada de hacer que el azúcar ingrese a nuestras células, para así obtener energía. Sin embargo, cuando uno tiene exceso de grasa en el cuerpo, se generan compuestos pro-inflamatorios, lo que hace que la insulina no funcione de manera adecuada, las células tengan una menor sensibilidad a dicha hormona, y por lo tanto, los niveles de azúcar en la sangre se mantengan elevados. Además, el sobrepeso hace que el páncreas (órgano que produce insulina) trabaje más, para poder mantener los niveles de glucosa normales. Este sobreesfuerzo también podría generar una producción reducida de insulina. Todos estos cambios metabólicos dificultan el hecho de bajar de peso.

Mi consejo es hacerse un chequeo general, al menos una vez al año. El médico será capaz de determinar si existe algún problema subyacente que esté impidiendo el perder peso, a pesar de hacer múltiples esfuerzos por lograrlo. Generalmente los trastornos hormonales como los antes mencionados, se controlan o solucionan con los medicamentos adecuados, y el consumo de una alimentación variada y balanceada que vaya acompañada de una rutina de ejercicios. Para tener un manejo adecuado de dichos trastornos, se recomienda que la persona sea monitoreada por un médico y un nutricionista.

Escribir un comentario