Ganancia de peso en invierno

Sin comentarios Buen bocado - 18/07/2018 - 4:44 PM

dietassswef.jpg

Parece ser que existe una relación indirecta entre el clima y el peso; mientras más baja la temperatura, más suben los números en la balanza. Es bastante sabido que en invierno uno tiende a ganar peso, sin embargo la razón de este fenómeno no es clara para muchos.

Hay diversos factores que influyen. Para empezar, existe un componente psicológico o emocional, que juega un papel importante. Se trata de un tipo de depresión que aparece en la temporada de invierno, también conocida como trastorno afectivo estacional. Esta condición se caracteriza por la presencia de síntomas como cambios en el apetito, somnolencia y fatiga, tristeza, ansiedad, entre otros. Se cree que este trastorno ocurre por la falta de exposición a la luz, lo que hace que se alteren los niveles de serotonina y melatonina, hormonas responsables del estado de ánimo y del sueño, respectivamente. Como consecuencia, y para mejorar el estado de ánimo y la tristeza, la persona tiende a comer alimentos ricos en grasas y azúcares, los cuales generan placer y sensación de bienestar, pero que a su vez resultan en un aumento de peso.

Otro factor importante es la disminución de la actividad física. Durante los meses de verano uno tiende a pasar más tiempo al aire libre, corriendo, nadando, etc. En invierno, por las bajas temperaturas, uno trata de estar dentro de un lugar cálido y cerrado, y las ganas y motivación para hacer algún tipo de actividad física disminuyen. Como resultado, uno sube de peso.

De la misma manera, en la época de invierno se presentan distintas festividades que implican un mayor consumo de alimentos. En nuestro país tenemos las fiestas patrias, lo que significa ir de vacaciones y comer comidas bastante calóricas. En otros países el invierno coincide con navidad y año nuevo, lo que sin duda implica un consumo excesivo de alimentos y bebidas.

Lo frustrante después de pasada la época más fría del año, es que uno se desespera y quiere perder todo el peso ganado durante esta temporada, poco tiempo antes de llegar al verano. Lo que hay que tener en cuenta es que uno debe cuidar sus hábitos alimenticios durante todo el año, y evitar que factores como la temperatura afecten lo que uno come o deja de comer.

Hay ciertos consejos que se pueden tener en cuenta para evitar subir de peso durante el invierno. No hay excusa para no hacer ejercicio; si uno no quiere salir de casa, puede hacer alguna actividad física como aeróbicos, baile, tae bo, etc., con videos gratuitos que están disponibles en la web. Si uno tiene ganas de beber algo caliente, no hay necesidad de que sea un chocolate cremoso y alto en grasas. Existen opciones menos calóricas, como un emoliente con edulcorante, un café con leche descremada, o alguna infusión aromática. Otra manera de controlar el peso es incluyendo verduras en todas las comidas. Se pueden consumir en sopas, soufflés, guisos, ensaladas, etc.

No hay motivos para descuidarse durante el invierno. Hay que ser conscientes y tener en cuenta que el peso que uno gane durante esta temporada, será motivo de estrés en los últimos meses del año.

 

Escribir un comentario