Consejos curiosos con alimentos

Sin comentarios Buen bocado - 09/05/2018 - 6:46 PM

plátano.jpg

Hay ciertas técnicas que se pueden usar para mejorar las características de algunos alimentos, utilizando, también, otros alimentos. Los procesos que hacen que estos fenómenos ocurran tienen una explicación química. Entérate a continuación:

1.- ¿Cómo hacer que la palta, la manzana, el plátano, o la papa no se oscurezcan?

Cuando cortamos o pelamos este tipo de frutas o vegetales, se empiezan a oscurecer en pocos minutos. Esto ocurre por un proceso de oxidación, lo cual quiere decir que un compuesto presente en estos alimentos se combina con el oxígeno del ambiente y produce este oscurecimiento. Para evitarlo, es necesario usar un antioxidante. La vitamina C presente en los cítricos funciona muy bien. Solo se necesita echar unas gotas de jugo de limón o de naranja sobre la fruta o verdura, o también se pueden sumergir en un recipiente con agua y gotas de los frutos cítricos mencionados.

2.- ¿Cómo hacer que una fruta o verdura madure más rápido?

Mientras maduran, los plátanos, manzanas y peras emiten un gas llamado etileno. Si uno pone otra fruta inmadura  (como la palta) junto con alguna de esas frutas, va a madurar mucho más rápido, por efecto de dicho gas. Sin embargo, hay que tener cuidado al momento de almacenar frutas y verduras junto con plátanos, manzanas, y peras, ya que el etileno puede deteriorarlas rápidamente. 

3.- ¿Cómo ablandar la carne antes de cocinarla?

La papaína (presente en la papaya) y bromelina (presente en la piña) son dos enzimas que descomponen fibras de proteína, y en consecuencia, son capaces de ablandar diversos tipos de carne. Solo basta con poner finas capas de cáscara de papaya (de preferencia verde) sobre la carne cruda por un aproximado de dos horas. Otra técnica es sumergir la carne en zumo de piña (natural) por la misma cantidad de tiempo. Así, además, la carne adquiere un sabor especial.

4.- ¿Cómo ablandar el pan duro?

A pesar de que aún sigan frescos, los panes como el francés o el baguette se ponen duros a los pocos días de comprarlos. Esto ocurre porque generalmente las moléculas de almidón se cristalizan, y la humedad migra desde la miga hacia la corteza. Lo único que hay que hacer es humedecer el pan por ambos lados con un poco de agua, y luego meterlo al horno (pre-calentado) durante 5 minutos. El pan va quedar crujiente por fuera y blando por dentro, como recién comprado en la panadería.

 

Escribir un comentario