Falsas creencias para bajar de peso

Sin comentarios Buen bocado - 05/07/2017 - 4:26 PM

1peso1.jpg

Muchas veces, con el afán de bajar de peso o mejorar nuestro bienestar, nos guiamos de consejos que escuchamos con frecuencia o que surgen de modas y tendencias que carecen de un sustento científico.

A continuación entérate de la verdad de algunos de ellos.

1.- Los productos "Libres de gluten" sirven para perder peso: FALSO

Últimamente está muy de moda seguir una dieta "gluten free" para perder peso.  El gluten es una proteína presente en ciertos cereales. Lo que ocurre en los celiacos es que al consumir productos que contienen esta proteína, se produce una inflamación en el intestino delgado, y con el tiempo se daña el revestimiento del mismo, lo cual impide la absorción de ciertos nutrientes. Es por esta razón que  los productos libres de gluten están elaborados especialmente para personas celiacas, lo cual implica que carecen de gluten, más no de calorías, grasas o azúcares, y por lo tanto, no son para perder peso.

 

2.- Comer pocas veces al día es la clave para bajar de peso: FALSO

Lo ideal es comer 5 veces durante el día. A algunos les puede parecer contradictorio comer tantas veces en un día para bajar de peso. Sin embargo, lo recomendable es comer una pequeña merienda entre el desayuno y el almuerzo (la que se conoce como "media mañana"), y otra, entre el almuerzo y la cena (la que se conoce como "media tarde"). Si solo se consume las 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena), lo más probable es que uno llegue a la siguiente comida con un hambre incontrolable y que coma en exceso. Además, no se debe olvidar incluir vegetales (ya sea en ensaladas o sopas) en las comidas principales, pues por su contenido de fibra, generan sensación de saciedad.

 

3.- Usar fajas o buzos térmicos al hacer ejercicio incrementa la quema de grasa: FALSO

Existe la creencia de que mientras más se transpire, más se bajará de peso. Pero lo único que se logra al abrigarse o colocarse fajas para hacer ejercicio es perder una mayor cantidad de líquidos, que posiblemente afecte el rendimiento físico. Lo que se pierde es agua y sales minerales, pero no grasa. Lo ideal es realizar ejercicio con ropa ligera y cómoda, e hidratarse constantemente. Esto permitirá practicar el ejercicio de la forma adecuada y conseguir mejores resultados.

Escribir un comentario