Nutrientes "Anti-estrés"

Sin comentarios Buen bocado - 17/05/2017 - 4:14 PM

antiestrés.jpg

¿Tu trabajo te deja cansado y estresado? ¿Trabajas bajo mucha presión? ¿Quieres dormir mientras estás en la oficina?

El estrés laboral podría causarte un desgaste físico y emocional, así como una disminución de la respuesta inmune y por lo tanto, un mayor riesgo a contraer enfermedades. Pero, la buena noticia es que  a través de una adecuada alimentación "anti estrés" se pueden evitar estos efectos negativos.

A continuación te dejo una lista de nutrientes y sus fuentes alimentarias para tener una vida más saludable y  relajada:

Vitamina C: durante el estrés, la adrenalina, que es una hormona, se eleva para preparar al cuerpo a responder a esta situación. Esto hace que se requiera una mayor cantidad de vitamina C. Para ello, y para evitar infecciones, consume naranja, brócoli, kiwi, pimiento, camu camu, etc.

Beta caroteno: ayuda a reforzar el sistema inmunitario. Lo encuentras en: zanahoria, camote, naranja, verduras de color verde oscuro, etc.

Vitamina B5: es necesaria para formar hormonas y anticuerpos que se desgastan durante el estrés. Las fuentes de esta vitamina son: alimentos orgánicos, yema de huevo, trucha, jurel, lentejas, nueces, hongos, etc.

Vitamina B6: protege el sistema nervioso y ayuda a aprovechar la energía de los alimentos. La encuentras en: carne de res, pollo, hígado, mariscos, yema de huevo, lácteos.

Vitamina E: actúa como antioxidante protegiendo al corazón del estrés. Para ello, consume: aceites vegetales, yema de huevo, carne de res, hígado, palta, espinaca, brócoli, etc.

Magnesio: contribuye con la relajación de los músculos y regula la serotonina, un neurotransmisor que mejora el estado de ánimo. El magnesio se encuentra en: trigo, avena, harina integral, arroz integral, maní, garbanzos, pescado, frejoles, etc.

Zinc: evita los síntomas del estrés y aumenta la respuesta inmune. Las fuentes de este mineral son: carne de res, cerdo, cordero, pollo, mariscos, cereales integrales, leche, soya, etc.

 

No te debes olvidar de tener una alimentación balanceada, evitar el exceso de grasas, azúcares y bebidas alcohólicas, y sobre todo, realizar actividad física de forma regular. No debes cometer el error de comer en exceso en base a tu estado de ánimo. Lo más adecuado es controlar el estrés a través de una correcta alimentación y de ejercicio físico constante.

Escribir un comentario