La verdad de las dietas "Detox"

Sin comentarios Buen bocado - 16/02/2017 - 12:39 PM

detox.jpg

"El cuerpo humano es una máquina perfecta". Aún recuerdo a mis profesores, tanto durante mi carrera como durante mi maestría, repetir esta frase con frecuencia. Aplicándola a la moda de las dietas de desintoxicación, es posible afirmar que nuestro cuerpo cuenta con órganos y mecanismos que permiten "limpiarlo" de toxinas y desechos.  A pesar de ello, existe una tendencia que promete desintoxicar nuestro cuerpo con alimentos específicos.

Se trata de las dietas "Detox", regímenes de alimentación que pueden durar días o semanas, y que se caracterizan por un periodo de ayuno seguido de una dieta estricta basada en vegetales crudos, frutas, jugos y agua. Algunas dietas también incluyen suplementos dietéticos, así como hierbas medicinales y "limpiadores de colon" (pastillas, enemas, etc.). El supuesto objetivo de estos regímenes es remover las toxinas del organismo.

Es cierto que los jugos de frutas y verduras definitivamente aportan vitaminas y minerales que actúan como antioxidantes, es decir evitan el daño que producen los radicales libres sobre nuestras células. Sin embargo, los que realmente cumplen la función de "limpiar" nuestro organismo son el hígado y los riñones, los cuales se encargan de eliminar las toxinas presentes en nuestro cuerpo. Asimismo, el sistema inmune cumple una importante función como barrera protectora frente a agentes tóxicos.

A pesar de que muchas personas afirman sentirse mejor durante y después de las dietas "Detox", existe muy poca evidencia científica que respalde el efecto desintoxicante de este tipo de dietas. Lo que sí está comprobado son los efectos negativos que pueden surgir luego de seguir un régimen de alimentación con estas características. Este tipo de dietas no es recomendado por las consecuencias poco saludables que trae. Al ser regímenes muy restrictivos, que tienen poca variedad de nutrientes y escaso aporte de energía, lo que se produce es fatiga, niveles bajos de glucosa en sangre, dolores musculares, mareos y náuseas. Además, las hierbas medicinales y los suplementos podrían tener efectos secundarios, y los "limpiadores de colon" (pastillas, enemas, etc.) podrían provocar deshidratación, dolor de estómago y calambres. Y si estas dietas se siguen por un tiempo prolongado, podrían generarse deficiencias de vitaminas y minerales en el organismo. Además, lo más frustrante para aquellos que buscan bajar de peso rápidamente con estos regímenes, es que luego de abandonarlos, está comprobado que la persona recupera su peso inicial y, en algunos casos, con algunos kilos de más.

Si lo que uno busca es "limpiar" el organismo, lo más recomendable es seguir un régimen de alimentación que incluya una variedad de alimentos saludables y naturales. La dieta diaria debería incluir cereales integrales, frutas y verduras con cáscara, grasas insaturadas, lácteos descremados, carnes magras y una buena cantidad de agua. Además, se debe realizar ejercicios de manera regular. Una buena opción es consumir productos orgánicos que se pueden conseguir en tiendas naturistas o bio ferias. Lo importante para no "intoxicar" nuestro cuerpo es evitar alimentos altamente procesados, pues contienen grandes cantidades de azúcares, grasas y aditivos artificiales. Lo ideal es llevar un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada y una rutina de ejercicios frecuente. 

Escribir un comentario