Alimentación anti-envejecimiento

Sin comentarios Buen bocado - 09/02/2017 - 6:56 PM

shut.jpg

El proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo y de nuestra piel puede estar relacionado con los alimentos que comemos.

Los alimentos poco nutritivos causan inflamación en el organismo, y el envejecimiento está íntimamente relacionado con el proceso de inflamación.

Ciertos alimentos, especialmente los procesados e industrializados, producen daño en las células, desencadenando enfermedades crónicas como las cardiovasculares o la diabetes; por el contrario, los alimentos naturales ayudan a mantener las células sanas.

Algunos de los alimentos que se deben limitar son: productos de pastelería, salchichas, tocino, carnes grasosas, alcohol en exceso, gaseosas, papas fritas, etc.

El consumo excesivo de estos alimentos, además de producir inflamación e incrementar el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas, puede conllevar a dañar el colágeno de la piel. Esto influye en la elasticidad, y por lo tanto, en la aparición de arrugas.

Por su parte, los alimentos naturales, como las frutas y verduras, poseen una buena cantidad de antioxidantes. Lo que hacen los antioxidantes es bloquear y estabilizar la actividad de los radicales libres, y por lo tanto, previenen el daño que se produce sobre nuestras células sanas.

Asimismo, el consumo regular de alimentos ricos en antioxidantes se ha asociado con una función cerebral mejorada, con la reducción de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares, con la prevención de infecciones del tracto urinario y con una mejora en la visión.

Para gozar de buena salud y evitar que nuestras células envejezcan es importante tener una alimentación baja en grasas saturadas, colesterol y grasas totales, enfatizada en el consumo de frutas, vegetales, lácteos descremados, cereales integrales, pescado, pollo, frutos secos, grasas vegetales y leguminosas. Además, se debe reducir el consumo de sodio, carnes rojas, dulces, azúcares añadidos y bebidas azucaradas.

Escribir un comentario