Conoce los riesgos de las pastillas para adelgazar

Sin comentarios Buen bocado - 12/08/2015 - 10:14 AM

pastillassss.jpg

(Foto: Shutterstock)

En estos tiempos, en los que vivimos corriendo de un lado a otro y los días parecen ser más cortos, intentamos buscar las soluciones más rápidas y fáciles para resolver nuestros problemas cotidianos. El sobrepeso es un problema muy común en la actualidad, para el que existen muchísimas "soluciones" que prometen asombrosos resultados a corto plazo: dietas milagrosas, pastillas, suplementos "naturales", entre otros. El gran problema de este tipo de tratamientos es que, generalmente, las personas que los utilizan desconocen sus efectos secundarios.

Usualmente, las pastillas o suplementos para perder peso se pueden conseguir por Internet o son prescritos por personas que se hacen llamar "médicos naturistas" o "coachs en Nutrición". Sin embargo, estos carecen de la formación profesional necesaria para saber qué recomendarle a una persona que desea bajar de peso, teniendo en cuenta sus condiciones fisiológicas (como la presencia de alguna patología o alguna condición de salud presente en su historia familiar).

El riesgo de tomar este tipo de pastillas radica principalmente en los ingredientes que contienen. Algunas veces estos productos tienen altas cantidades de cafeína, que pueden producir taquicardia, depresión, ansiedad, náuseas y vómitos, temblores, inquietud, dificultad para dormir, e incluso deshidratación Además, pueden contener sustancias estimulantes, diuréticas y antidepresivas, que exceden las cantidades permitidas.

Generalmente, las pastillas o suplementos no tienen un rotulado apropiado, muchas veces para hacer creer a los consumidores que todos los ingredientes son "naturales". Sin embargo, la mayoría de las veces, los ingredientes son nocivos para la salud, e incluso hay algunos que ya han sido prohibidos por la Food and Drug Administration (FDA). La mencionada institución estadounidense está tomando acciones para retirar del mercado los productos que tienen ingredientes nocivos para la salud y que no han sido declarados en el etiquetado del producto. Algunos ejemplos de dichos ingredientes son: sibutramina, fenproporex, fluoxetina, bumetanida, entre otros.

Entre los efectos secundarios más peligrosos de consumir este tipo de pastillas se encuentran: ataques cardíacos, hipertensión arterial, taquicardia, ictericia, estreñimiento, sequedad de la boca, falta de aire, insomnio, dolor de pecho e incluso muerte súbita.

Es aceptable que uno quiera perder peso, ya sea por salud o por estética; lo que no es aceptable es dañar la salud para lograrlo. Hay que tener en cuenta que para alcanzar la meta no existen "píldoras mágicas". Lo importante es tener fuerza de voluntad para poder hacer cambios que conduzcan a un estilo de vida saludable, que incluya un plan de alimentación balanceado y una rutina de ejercicios frecuente. Como dicen, lo que se logra rápido, se pierde rápido. No vale la pena tomar pastillas para perder unos kilos, pero a su vez ganar otros graves problemas de salud.

Escribir un comentario