Mitos en la alimentación (Parte 1)

1 comentario Buen bocado - 25/02/2015 - 12:17 PM

dietas mit.jpg

Existen muchas creencias en torno a los alimentos. Nos preguntamos cuáles generan aumento de peso o cuáles ayudan a bajar esos kilos de más. Adempas, surgen de modas y tendencias que no siempre están sustentadas por el rigor científico. Entérate a continuación la verdad sobre algunos mitos muy comunes.

1.- Los productos "DIET" adelgazan: FALSO

La traducción de la palabra "diet" al español es "dietético". Sin embargo, esto no significa que los productos "diet" siempre sean bajos en calorías. Generalmente, los productos "diet" son aquellos recomendados para personas con ciertas condiciones médicas, pues se les ha retirado, añadido o sustituido ciertos ingredientes en su composición. Por ejemplo, un chocolate dietético puede no tener azúcar (la cual es reemplazada por un edulcorante artificial). Sin embargo, eso no significa que el chocolate no tenga grasas ni calorías. La modificación que se la ha hecho al producto original es sustituir el azúcar por edulcorante, y por esta razón se puede etiquetar como "diet". Si bien este producto es apto para diabéticos, no necesariamente va a ser recomendable para personas que desean bajar de peso, pues su contenido calórico no deja de ser elevado.

2.- El pan integral tiene menos calorías que el pan blanco: FALSO

El pan integral tiene un contenido calórico similar al del pan blanco, es decir "engorda" igual. La diferencia se encuentra en la cantidad de fibra que contiene cada uno. Mientras que un pan blanco contiene 1 gramo de fibra (apróximadamente), un pan integral supera esa cantidad con 2,5 gramos. Consumir productos integrales resulta muy saludable, pues la fibra, un componente vegetal que nuestro aparato digestivo no puede digerir ni absorber, tiene múltiples beneficios en nuestro organismo.

3.- No se deben consumir grasas mientras se sigue una dieta para bajar de peso: FALSO

No es adecuado eliminar por completo las grasas de la dieta. Muchos creen que para bajar de peso no debemos consumirlas; sin embargo, no podríamos vivir sin ellas por las numerosas funciones que cumplen en nuestro organismo. La Asociación Americana del Corazón recomienda un consumo diario de grasas que represente entre el 25% y 35% del requerimiento total de calorías diarias. De este porcentaje, un máximo de 7% debe provenir de grasas saturadas, y el resto, de grasas insaturadas.

1 comentario

Hola Jackelyn,
Muy buena información la que nos brinda. Es usual que nosotros como consumidores siempre tendemos a suponer lo bueno que puede ser un alimento cuando la realidad es otra.
Sus artículos son muy interesantes y entretenidos, sobre todo cuando hago una pausa en el trabajo.

Escribir un comentario